A contraluz

 

 

Hipocresía política

 

Por Sergio Luis Ramírez

 

El líder político de un partido no se escoxndió más y me lo dijo abiertamente: “Estamos batallando para las candidaturas por el tema del género, no tenemos candidatas”.

El atribulado dirigente, se refería a la obligación que tienen para ceder –en todo- la mitad de las postulaciones a las mujeres de su partido y desmenuzaba un poco, lo que para ellos significaba el tema.

Contaba palabras más palabras menos, que durante años, su partido y los de enfrente, habían entregado a las mujeres todo el trabajo pero casi nada de premios.

Así, cuando había chamba sacaban al ejército femenino pero a la hora de repartir los huesos, les pedían esperar y las damas nobles, lo hacían.

Cuando no era así, les daban cargos menores, algunas regidurías y rara vez, las ponían al frente de una dirección municipal o Secretaría de Estado.

Ahora todo eso que hicieron con las mujeres que a pesar de tener la capacidad no estaban en la vitrina pública, hace que los partidos no sepan cómo hacerle, para poner militantes competitivas -políticamente hablando- como candidatas.

Y es que si le dijeron otra cosa le están mintiendo, en política y a la hora de elegir candidatos, se les busca simpátic@s, guap@s, populares, ric@s, con experiencia pero rara vez, hay alguien que diga en un partido “le dimos la candidatura porque tiene una gran inteligencia o bondad”.

Así no se manejan ellos.

Claro, hay garbanzos de a libra como en todo, gente preparada y con buenas intenciones en la política, pero la verdad , rara vez se les encuentra.

Por eso hoy, todos los partidos políticos están batallando en Tamaulipas, para entregarles 22 de las 43 candidaturas a las alcaldías a sus mujeres.

No encuentran candidatas ganadoras y paradójicamente, en sus registros de militancia así como en el padrón electoral, más de la mitad son ciudadanas.

Las que ya están listas para entrarle, no se ganaron su candidatura, en la mayoría de los casos fueron la válvula de escape de algún político experimentado que las propuso, para seguir conservando el poder.

Hoy los partidos están resignados a perder en muchos de los municipios donde llevarán una mujer como candidata, porque afirman que no tienen figuras “de peso”.

Por eso hasta el momento, la paridad en política, es mera hipocresía.

 

Competencia ¿en serio?

 

En el panorama político local, solamente algunos partidos políticos se están moviendo de forma seria.

El PRI, el PAN, PES-MORENA y Verde, además de un candidato independiente, son los que han salido a jugar abiertamente; el resto de los partidos se mantiene en las penumbras y a la espera de un milagro.

PT, Movimiento Ciudadano y el PRD, localmente no cuentan ni siquiera con una oficina; ante el INE tienen un domicilio pero la realidad, es que están jugando de “mentiritas”.


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com