AL PASO…

¿Y SINO TE MUERES?

En cierta ocasión, estaba un hombre muy grave, agonizando, en su vida siempre golpeaba a su esposa, la celaba y le echaba golpes como si fuera entrenando para ser boxeador.

Y ya en estado muy grave, le dice a la esposa:

”… Viejita, me estoy muriendo, pero quiero saber si algún día me engañaste, que tuviste un amante…

“… Dime si es cierto y como se llama”.

La señora se la queda viendo y le responde:

“Y si no te mueres”?…

Imagínese usted la golpiza que le diera o hasta la vida le hubiera costado y al PASO DE LAS HORAS le dice buenos días.


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com