Cartelera

#‎Noticias desde El ‪#‎Mante

 Por Humberto Gutiérrez

 

EL SALARIO: LA OTRA REALIDAD FISCAL

> interesa la economía, la seguridad y las elecciones;

> Ciudadanos de primera que no pagan impuestos;

> Ciudadanos de segunda que pagamos por todos;

> Serán revisados por la Corte los impuestos de burócratas;

> Los bajos salarios arrastra el nulo crecimiento.

El aumento salarial se encuentra atrapado, los trabajadores actuales no tienen la opción de pedir salarios altos, alrededor del 58% de la fuerza laboral se encuentra en el mercado informal, por lo que esta colaboración se considera futurista, vale la pena conservarla para enterarnos del futuro de lo que aquí se escribe.  

Esta columna se basa en los aspectos económicos que afectan a las familias mexicanas, las políticas públicas y las actitudes de los políticos del partido en el gobierno y los opositores.

 

Según el diagnóstico de Cartelera,  lo que interesa a las familias son  el tema económico primero, luego seguridad pública y más tarde político, así, en ese orden.

 

Entre esos factores se consume un coctel que a veces es dulce pero la mayoría es de un olor y sabor amargo para la inmensa mayoría.

 

Ya no importa quien gobierne, primero el empleo, segundo seguridad y luego votamos.

Si se logra la seguridad en Tamaulipas, no dude que en julio se va a vestir de tricolor.

 

Será la moneda de cambio.

 

Esa es la escala de necesidades que tenemos los tamaulipecos.

 

Unos, los forman parte de la clase gobernante y la otra de la clase gobernada.

 

Unos los del gobierno reciben ingresos por sueldos, compensaciones, viáticos, gastos por comprobar, dadivas o diezmos sin que paguen impuestos, los otros la inmensa mayoría “ cualquier nombre con que se designe a un ingreso debe pagar impuestos”.

 

No se necesita ser gobierno por un partido dominante, todos se comportan con el mismo rasero, todos son iguales.

 

Gobiernos estatales, federales, municipios, diputados y senadores.

 

Pertenecen a una dorada burocracia, a la clase dominante.

Allí se pierde el espíritu de justicia de los impuestos que no son como dicen las leyes de

carácter general.

 

Esta práctica del gobierno federal, de estados y municipios de exentar a sus trabajadores del pago del Impuesto sobre la Renta, así como  los convenios con el SAT para no pagar serán revisados por la Suprema Corte.

 

El máximo tribunal admitió a revisión amparos de dos empresas que impugnaron la constitucionalidad de la Ley de Ingresos de la Federación de 2013, en la parte que renovó el decreto de estímulos fiscales que permite a los gobiernos estatales y municipales no cobrar el ISR a sus empleados, o en su defecto, retenerlo y no entregarlo al SAT.

 

AJÁ, que chistocitos.

 

Además, aceptó revisar el amparo que para impugnar la misma práctica presentó un grupo de académicos e intelectuales, entre ellos Federico Reyes Heroles, Jesús Silva Herzog Flores, Carlos Elizondo Mayer-Serra, Héctor Aguilar Camín, María Amparo Casar, María Elena Morera, Mauricio Merino, Roberto Newell y José Roldán Xopa.

 

Esta última demanda fue desechada en agosto de 2013 por el juez federal Agustín Tello, que consideró que los quejosos carecen de interés legítimo para impugnar las condonaciones.

 

La ley de 2013 extendió hasta 2016 el beneficio de condonación de las deudas por ISR de los empleados de estados, municipios y órganos descentralizados locales, práctica que se aplica desde 2009.

 

Información de la Auditoría Superior de la Federación, entre 2009 y 2011 el SAT condonó 13 mil 559 millones de pesos por este concepto.

 

Sin poderlo asegurar, entre las empresas que buscarían un beneficio similar al de los burócratas destacan Liverpool, Transportación Marítima Mexicana, Telefónica, Corporación GEO, Dow Química Mexicana y McCormick de México.

 

Nada más falto que estuviera apuntada Oceanografía.

 

Mientras esos beneficios adornan a la clase burócrata observamos que a la gran mayoría de los mexicanos los arrastra los bajos salarios en la economía.

 

Para efectos del IMSS el ingreso promedio es de 292.62 pesos diarios, claro menos impuestos.  El salario promedio por hora en México es 31.30 pesos ( $ 2.43 ) .

 

Ayer tocamos el tema de la IED – Inversión Extranjera Directa – dijimos que aumentó conforme al año anterior.

 

A qué se debe?.

 

A la abundante mano de obra barata y al sentido gubernamental de estimular el sector industrial.

 

Todo mundo sabemos que el salario de los mexicanos tiene, cada día, menos capacidad de consumo, a lo largo de los años los bajos salarios representan un lastre para la economía, eso sin considerar los millones ( el 30% del PIB) que trabajan en la economía informal por salarios irrisorios, que frenan el consumo interno y que impide crecer.

 

El CONEVAL dice que los salarios son parte del problema. Entre 2005 y 2012 el ingreso cayó un 6%.

 

La respuesta oficial la tiene el mismo gobierno, que ha recortado su previsión de crecimiento para 2014 después de que la economía creció solamente 0.3 por ciento, muy por debajo de las expectativas oficiales.

 

Se ha considerado un revés para el Presidente PEÑA NIETO quien el viernes pasado se comprometió con seis acciones a dar un nuevo impulso a la economía y elevar la productividad.

 

El momento mexicano, el afán de mover a México se ha visto estancado.

 

Se puede asegurar que la economía de México está paralizada por los bajos salarios que aparenta ser una enfermedad crónica, la debilidad del gasto público y la baja productividad.

 

En ese diagnóstico no hay manera de ayudar.

 

Además la población ha crecido en 3.7 desde el inicio de la  nueva era priista, y la economía 2.1%.

 

Entonces se convierte en un crecimiento económico equivalente a cero.

 

Con la matemática contribución al desempleo.

 

Ingresos más bajos significa menos consumo interno, la Secretaria Robles de la SEDESOL lo ha dicho, la caída de los salarios a aumentado, son más los que viven por debajo del umbral de la pobreza.

 

Más de la mitad de la población y somos poco más de 120 millones.

El país se ha confiado, creo que en exceso de ofrecer la mano de obra barata, situación que hace atractivo a los inversionistas a pesar de las preocupaciones por la seguridad.

 

PepsiCo ( PEP.N ) , Nestlé ( NESN.VX ) y Cisco ( CSCO.O ) dieron  a conocer este año inversiones por más de 7 mil millones dólares en México .

Los bajos salarios son un gran incentivo para que las empresas tanto mexicanas como extranjeras. Por ejemplo, uno de cada siete trabajadores mexicanos gana el salario mínimo promedio de 65.58 pesos (  5.10 usd ) al día o menos, dice el INEGI.

 

Los trabajadores de la industria les va mejor con un salario promedio de alrededor de $ 2,70 usd por hora , pero representan sólo el 16 por ciento de la fuerza de trabajo y su salario está muy por debajo de los $ 19.50 por hora en los Estados Unidos , las cifras del INEGI y la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU.

Los costos laborales de manufactura de México  parece estar cerca de un 20% más baratos que en el gigante asiático.

México es el número uno del mundo fabricante de automóviles y ocho empresas como Ford  , Audi y Nissan, han prometido miles de millones de dólares en inversión aquí en los próximos años .

 

De los 10 principales fabricantes de automóviles, México  obtendrá el primer lugar de crecimiento más alto en la capacidad entre 2013 y 2020, , los datos de son PWC Autofacts  .

Mientras que la economía controlada por el Estado de China ha permitido gradualmente los salarios suban, y así impulsa el consumo interno, y por ende el crecimiento; México difícilmente encontrará suficientes plazas laborales en las que pueda aumentarlos.

 

Por más el optimismo oficial de los organismos empresariales.

 

El aumento salarial se encuentra atrapado, los trabajadores actuales no tienen la opción de pedir salarios altos, alrededor del 58% de la fuerza laboral se encuentra en el mercado informal.

Ahora bien, la preocupación por la brecha entre ricos y pobres se está impulsando a algunos gobiernos  como Alemania y los Estados Unidos  que buscan a elevar significativamente los niveles salariales mínimos.

 

En el pasado México se ha mostrado reacio a tomar medidas, pero la presión es cada vez mayor.

 

Vamos a ver qué pasa en un futuro muy cercano.

 

El ejemplo lo dio MIGUEL ANGEL MANCERA, que ha llamado a un debate nacional para estudiar la manera de mejorar los salarios.

 

¿Podría ser que la economía mexicana no crece porque el nivel de ingreso de los trabajadores es bajo?

 

Allí está el tema a discusión, por un lado la clase burócrata que no paga los impuestos como  se los cobran al resto, empresas influyentes que se quieren trepar a ese barco, por otro lado, los bajos ingresos del resto de los trabajadores.

 

Son muchos los que ganan poco  y pocos los que ganan mucho.

mi correo: cartelera1997@yahoo.com.mx

 

El mayor peligro en la vida es no arriesgar nada. Porque aquel que nada arriesga: nada logra, nada obtiene, nada siente, y al final, nada es.

No debemos temer asumir un riesgo calculado. Arriesgarse es esencial para crecer en cada área de la vida.


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com