CARTELERA

cartelra
SI EN 65 EMPIEZA LA VIDA, 20 AÑOS NO SON NADA
 
Sin el ánimo de crear controversia y sin presumir, no  es mi estilo, al paso de 20 años de escribir cartelera, desde 1997, por sugerencia del periodista más culto que  en mi percepción ha tenido Tamaulipas, JORGE RODRIGUEZ TREVIÑO, al que le rindo un tributo.
 Después me hizo compadre, cultive una muy hermosa amistad.
Todo fue que nos conociéramos, su esposa Tony y Silvia mi esposa, se hicieron grandes amigas.
Me invitó a escribir hace 20 años, él me decía – ya murió – que mis temas y mi vocabulario son distintos a lo que se leía en los periódicos y  la televisión no aportaba nada de estos temas.
Todo esto, lo recuerdo fue a la una de la tarde, de todos los días que se podía de lunes a viernes.
Acostumbraba despachar el culto columnista, mi amigo y compadre:  a la una en el uno.
Yo llegaba temprano, quería enterarme de lo que pasaba en el ámbito político con comentarios del día a día, JORGE fungía como un corrector, sabia escuchar, fue  padrino y MAESTRO,  siempre sereno, escuchaba cuando la mesa estaba a todo lo que da una mesa de cantina, con cometarios la mayoría de las veces acalorados.
En esa mesa estaban los más distinguidos columnistas, intelectuales, funcionarios de primer nivel,  analistas, hombres de partido, llegaban   políticos de todos los partidos venidos de afuera, de Nuevo Laredo, de Miguel Alemán, de Reynosa, Matamoros, Rio Bravo, no se diga de la ciudad capital, de Mante, de Altamira, Tampico y Madero.
Nos pedían apoyo para su proyecto político.
Fue el grupo “ donde solo las águilas se atreven”
El periodista Paco Flamarique se dio a la tarea de poner un detalle imperecedero. Hizo dos.
Ye tengo uno de ellos.
Era una mesa de dialogo, de chismes del acontecer político, de análisis de la situación del presente para prospectar el futuro.
Ese fue el tiempo en que JORGE RODRIGUEZ me abrió espacio en el periódico EL GRAFICO, hace 20 años cuando JOSE GUADALUPE DIAZ MARTINEZ, hasta la fecha es dueño, director,.
Mi amigo y compadre.
 No nos vemos con frecuencia.
La vida nos envió por rumbos distintos pero con un mismo fin, cuando el   empezaba y yo termine.
Del grupo, los nombres sí los recuerdo todos, pro no tengo permiso para divulgar. Hasta tres gobernadores asistieron.
En fin.
Vale la pena recordar el origen.
Con el tiempo recibe el impacto de una embolia que me hizo trastabillar al ponerme al borde de la muerte, después de 13 años, me siento con la Bendición de Dios.
Con el desarrollo tecnológico y no habiendo otra cosa productiva que hacer,  enarbolé la profesión de periodista en el género de columna, para lo cual me preparé estudiando un postgrado en comunicación a los 60 años, el tiempo de estudio no me hizo sentir mal al ser el más viejo de la clase, al contrario, estar entre puros jóvenes, recibí de ellos la energía para vivir.
Recuerdo que empecé a trabajar a la edad de 11 años ayudando a mi padre.
No me preocupe por mi edad, competí en ventas con hombres mayores, hombres con responsabilidades. A mi corta edad fui líder en ventas, luego entre al IMSS como notificador y fui el más competitivo, hice más de 300 por día. Fue un trabajo cada dos meses, el hambre era mucha.
Y desde esa fecha hace 53 años.
Cuando acudí a la universidad – soy orgullosamente UAT – fui de Reynosa a Victoria a la facultad de comercio a estudiar Contador Público porque mi padre quiso. En esos tiempos – 1969 – decirle no a tu padre era una ofensa.
En ese tiempo tenía 18.
Ahora tengo 65, han pasado 47 años, toda una vida,  me siento muy bien con la vida, y más como columnista- opinador – comentarista  de los acontecimientos que suceden.
 La experiencia acumulada de tantas cosas que he vivido en el sector público como el privado, mi cerebro asertivo, mi carácter de desear lo mejor para la comunidad donde vivo y de ver el vaso medio lleno y no medio vacío, todo eso hace que este sano, mención aparte hace los bien que me hace una aspirinita diaria y un buen vaso de vino al terminar el día.
Mi conciencia no me reclama.
Al paso de 20 años he progresado en los temas, redacción y procuro escribir sobre temas políticos que tienen que ver con la economía. Es mi fuerte. El maestro TORRES ECHARTEA de economía  me enseño allá por los años 70´ que “ si no eres líder en tu materia , crea tu propia categoría “.
MAESTRO donde quiera que usted este – lo vi hace como diez años – siempre será un buen recuerdo.
En mi trabajo actual de opinador, lo he hecho por gusto, de tal manera que ayudado por las competencias tecnológicas he llegado a los 61,254 lectores, personas que han pedido que les mande mi colaboración que se han suscrito porque han manifestado interés en mis colaboraciones en los medios.
Le digo sin presumir.
Es mi resultado después de 20 años de estar ante la opinión pública.
 Y usted qué opina?.
 
 

A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com