Con mucho cariño homenaje A las madrecitas de mayo

 

 

Los preparativos nos dicen claramente que el día 10 de mayo habrá de ser de lo mejor.

Como siempre, habrá mañanitas, almuerzos, comida en fin regalos porque el hecho de ser madrecita, es una satisfacción enorme especialmente para los hijos.

Y quienes ya no tenemos con nosotros a nuestra cabecita blanca nos conformamos con ver a los demas felices, especialmente nuestros hijos y caminar al panteón para depositar la ofrenda floral que merecen nuestros seres queridos, inolvidables por cierto.

Un diez de mayo grandioso en las escuelas, en la plaza pública, y en los hogares especialmente donde tenemos una persona a quien rendirle homenaje, ya sea hija o familiar en otra categoría.

Vamos el diez de mayu a seguir rindiendo homenaje a nuestras cabecitas blancas y desde luego visitar los panteones.


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com