DIF Tamaulipas trabaja en la prevención de riesgos sociales en niños y adolescentes

María del Pilar impulsa programas y acciones que ofrecen seguridad a menores migrantes no acompañados y en riesgo de trabajo infantil

 

  1. VICTORIA, Tamaulipas.- Con el objetivo de asegurar que los niños, niñas y adolescentes gocen su infancia y prevenir riesgos en su salud, así como en su desarrollo escolar el Sistema DIF Tamaulipas que preside María del Pilar González de Torre, trabaja para ofrecer alternativas que permitan el sano desarrollo de ese sector de la población y así asegurarles un mejor futuro.

A través de una política de asistencia social, se orientan acciones para crear oportunidades de desarrollo y brindar beneficios sociales, que contribuyan a que los infantes y jóvenes en riesgo de trabajo infantil minimicen las amenazas, y al mismo tiempo, potencialicen sus fortalezas para que puedan construir proyectos de vida.

Un ejemplo de ello es el Programa de Prevención y Atención a Niños, Niñas y Adolescentes en Riesgo de Trabajo Infantil (PANNARTI), que actualmente funciona en 14 donde y donde se brinda tratamiento psicológico, orientación jurídica, asistencia alimentaria y educativa en los Centros PANNARTI a ubicados en los municipios de Altamira, Nuevo Laredo, Matamoros, Reynosa y Ciudad Victoria a menores en riesgo.

El tema de la migración de menores no acompañados ha merecido una atención especial por parte del DIF Estatal, ya que representa una situación que expone a maltratos, aislamiento, violencia, malas condiciones de trabajo y amenazas a quienes se arriesgan a intentar cruzar la frontera de nuestro país hacia Estados Unidos. De ahí la importancia del trabajo en equipo principalmente con los Sistemas DIF Municipales de Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo, lugares en donde se registra el mayor índice del fenómeno migratorio.

En esos tres municipios, se cuenta con los Centros de Atención a Menores Fronterizos (CAMEF) donde se ofrece cobijo, alimentación, cuidado, atención médica y psicológica durante el tiempo que dure su reintegración. Esto se logra mediante pláticas de orientación y sensibilización sobre los riesgos a los que se enfrentan es esas condiciones, buscando ante todo evitar su reincidencia.

Durante el último año se brindó atención a 3 mil 900 menores migrantes y repatriados con la dotación de colchones, almohadas, baterías de cocina, abanicos y juegos de sábanas y edredones, lavadoras, secadoras, televisiones, computadoras, impresoras y aires acondicionados.


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com