DOMINGO

#‎Noticias desde El ‪#‎Mante

Florián López Guerrero

Siempre he pensado que cuando una mujer hermosa te dedica una sonrisa, abre frente a ti un camino misterioso al futuro. En el tiempo que viví con mi familia en la frontera me tocó ser testigo de una experiencia singular. Caminaba despacio por la peatonal, era domingo y me sentí un tanto cohibido pues parecía que todos los hombres habían desaparecido de Matamoros. Muy cerca del kiosco observé el cuerpo más hermoso que he conocido en mi vida. Ella se ubicó un poco de espaldas, como buscando a otra persona, sus movimientos lentos, de una femineidad contundente, sensuales a más no poder y su pelo negro, brillante llegando un poco arriba de su increíble cintura, contrastaba en su vestido blanco, transparente. El tiempo se detuvo en mi reloj biológico, lo confieso. No sentí que caminara, pero estaba cada vez más cerca de ese monumento de la naturaleza. En algún momento comienza a girar su cara, mostrando la bella sonrisa roja y perfecta con la nariz de ensueño y sus enormes, insondables ojos. Era justo el mediodía, crucé frente a ella con mi piel erizada, hipnotizado, su cara se ocultaba en la sombra, a centímetros de mis ojos, donde percibí la nítida imagen de la muerte. Algunos pasos más, no sé cuántos, recuperé mis ideas, la percepción de la realidad. No sentí miedo, no miré hacia atrás, pensaba como podían juntarse la luz y la sombra en el mismo espacio, en el mismo tiempo.


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com