GUILLOTINA

Personas mayores y niños no deben andar solos en la calle

* Si sufren accidente en vía pública, los únicos responsables son familiares

* Un ángel de nombre “Alex” me apoyo al sentirme mal en IMSS

 

José Luis Castillo Sandoval

Llegue a las 6:15 de la mañana, la cita era a las siete y el reloj ya marcaba las 7:30, las puertas del laboratorio del Instituto Mexicano del Seguro Social, todavía no se abrían y ya empezaba a sentirme mal ante falta de comida, la cita era en ayunas.

Como siempre me inculco mi madre, la profesora Mercedes Sandoval Soto (QEPD) si tu cita es a las 7:00 horas, tú siempre debes de llegar 20 minutos antes y siempre trato de llevar a cabo las enseñanzas y valores de mi madrecita.

Resulta que mi cita en el laboratorio, precisamente era para checar mi glucosa y la función de mis órganos vitales, pero después de más de una hora parado en una fila de más de 80 personas me empecé a sentir mal.

En los resultados, del día siguiente, mi glucosa marco 420.

Por arte de magia, apareció un joven de nombre Alejandro “Alex” Peña y al ver mi semblante, me preguntó:” Se siente usted bien”, y yo le conteste:” Me siento muy mal”. Alex me tomo de un brazo y me dijo: “Siéntese en esta silla y no se va a parar hasta que llegue a la puerta del laboratorio “yo le voy a cuidar su lugar”.

Ya muy sentadito, me normalice un poquito y me di cuenta de la injusticia contra las personas de la tercera edad, una viejecita, encorvada, su cabeza ya pegaba casi al piso de unos 80 años de edad, se había formado en la fila y preguntándole porque lo hizo, “las personas mayores no hacen fila”, le dije, señalándome: “No, joven nada más las personas en sillas de ruedas o que porten un bastón tienen ese derecho, me lo aseguro una enfermera”.

Lo interesante de esto es que la ancianita a su edad todavía cuenta con buen humor y aseguro que tiene muchas ganas de vivir.

La observación es para las familias de las personas de la tercera edad y los niños, es según la Constitución y las leyes de Tamaulipas ningún ancianito o niño deben andar solos en la calle y en los hospitales.

Si alguien lo atropella, se cae o sufre un accidente es responsabilidad de su familia.

La ancianita, se retiró sola y apoyándose en las paredes y a paso lento se perdió en los pasillos de la institución médica.

La sugerencia para el IMSS, como en los bancos, se debe dar una ficha para evitar las largas filas y a las personas de la tercera edad darles prioridad para que no se sientan mal ante la larga espera.

Mi reconocimiento a Alejandro “Alex” Peña por demostrar sus valores y ojala se multipliquen.

“Alex” estudia licenciado en Enfermería en la Universidad de Matamoros. Su sueño es terminar su carrera para nivelarse y laborar en los Estados Unidos.

“Alex”, tus sueños se hagan realidad.

DE ESTO Y LO OTRO…

Muchas veces me ha sucedido, pienso en ya no redactar mi columna Guillotina ni darle mantenimiento a mi página digital y mi revista escrita Matamoros hoy, pero mi pasión siempre ha sido y será el periodismo, ya rebase los 35 años en esta profesión.

En el face no me da por publicar mis enfermedades, pero en mi columna

Guillotina, quiero aclarar a mis dos lectores el motivo de mi falta de continuidad.

Desde hace tiempo, mi diabetes muy avanzada ha afectado mi cuerpo y provocado otras enfermedades, no las publico porque estoy acostumbradoa luchar contra la adversidad.

Por eso, pertenezco a la asociación Los Caballeros de las mil batallas.

Teniendo a Dios de mi parte, continuare escribiendo y gozando de la vida que Dios me deje vivir.

Gracias por comprenderme.

Nos vemos en la otra, si Dios quiere.

Correo: p_pcastillo@yahoo.com

Síguenos y regalanos un LIKE:

Te recomendamos....

Leave a Comment