LA HORA DE TODOS

#‎Noticias desde El ‪#‎Mante

Por Víctor Contreras

¿PARA DÓNDE SOPLAEL VIENTO?

La de anteanoche fue una Luna Radiante…

Era una “Luna Peñista…” que anunciaba al nuevo Sol de Tamaulipas

La promulgación de la reforma reformadora energética que se traducirá en beneficios reales para los mexicanos, fue el escenario para que César Camacho, líder nacional tricolor, diera una mensaje futurista que puso al borde de un ataque de nervios a varios “suspirantes” tamaulipecos.

Y es que no es para menos, pues dos hombres fueron claves para concertar la ‘reformadora’ reforma energética y demás reformas aledañas: un pachuquense y un matamorense.

Peña Nieto, alucinado, bañado y bendecido por la radiante luna de antenoche y en el mejor momento de su mandato, dijo en su discurso que “poner las reformas en acción es mejorar la educación, traer más inversiones y empleos, ampliar el número de créditos y que los servicios de telefonía, internet y televisión sean de mejor calidad y al alcance de más mexicanos”.

Pero el pasado lunes 11 de agosto, ante la clase política nacional, quien envió el mensaje político futurista más importante a los acelerados y localeros grillitos tamaulipecos, fue el “doctorcín Cesarín Camachín” ( digo, para darle seriedad al “asuntacho”) al pronunciar en su Splish que:

“(…) Esos políticos bien reconocidos consiguieron la que quizá sea la reforma de más hondura y alcance desde 1917.
(…) “El proceso de discusión acreditó la enorme vitalidad del Poder Legislativo, demostró la riqueza de la pluralidad y lo fecundo del disenso; puso de manifiesto la unidad en los argumentos y en la acción política de las legisladoras y los legisladores de mi partido, subrayadamente David Penchyna, y Marco Bernal, integrantes de bancadas unidas como ninguna. Ellos y muchos otros encauzaron sus opiniones, incluso las divergentes por la vía institucional. No división, sino colaboración respetuosa entre poderes, que evidencian la madurez de nuestra democracia….

En política nada es casualidad solo causalidad.

La forma es fondo.

Nadie en un discurso pronunciado en vivo ante la nación, ante la clase política, ante el gabinete en pleno, puede decir y anunciar lo que se ocurra, sino que tiene que ser revisado por el alto mando.

Y ese alguien aprobó o sugirió César Camacho, el mandamás del PRI nacional, dar el reconocimiento espaldarazo a los políticos profesionales, a los legisladores concertadores, al Hidalguense David Penchina, y al tamaulipeco MARCO ANTONIO BERNAL.

Y solo el presidente Enrique Peña Nieto lo puede autorizar.

¡Ay, Diosito Santo, ampáranos, te lo suplicamos…!

¡Protégenos, te lo imploramos…!

Porque hay muchos políticos que no ven la trascendencia del mensaje y vienen tiempos difíciles: ¡el viejo priismo ha vuelto…!

Llegaron los duros, los que si no ganan, arrebatan, los que marcan la línea desde el centro.

¿Alguien lo duda?

Y es que si bien es cierto Peña Nieto cortó rabo y oreja con todo y luna ardiente de la noche anterior, los personajes del evento de cobertura nacional fueron David Penchyna y Marco Antonio Bernal: se llevaron el día y el comentario generalizado en cafés, corrillos y restaurantes.

Se convirtieron en hombres importantes para el presidente Peña Nieto.

Marco Bernal es el político tamaulipeco más importante en el Distrito Federal y a nivel nacional.

No así Penchyna, que tiene encima la sombra de sus paisanos Miguel Ángel Osorio Chong y Jesús Murillo Karam, Secretario de Gobernación y Procurador de la República, respectivamente.

Esperen para mes de abril del 2015 y sabrán quienes serán los candidatos y si no es que desde antes de diciembre del 14, porque quien coordinará, influirá y decidirá sobre quienes serán los ungidos para las diputaciones federales, ya tiene nombre, apellido y horizonte al cual llegar.

¿Que no tiene no tiene arraigo en Tamaulipas? Pero hombre, parecen ilusos, los medios de comunicación, el mismo presidente, los secretarios, el mismo sistema se encargaría de hacerlo famoso, querido, inteligente y carismático en menos de cuatro días.

Los que saben, los experimentados, los que le entiende, “ya saben, ya se dieron cuenta para dónde sopla el viento ahora…”

El que tenga oídos para oír, que se ponga a temblar, o “que ya no gaste su dinero en auto promoverse”, como lo dijo el gobernador Egidio en una reunión de gabinete, previa a la crisis de inseguridad que vivió Tamaulipas

El que tenga ojos para ver, que empiece a preparar sus maletas o busque un lugarcito en el mejor fraccionamiento de Tamaulipas: Mc Allen, Texas

Que, ¿a quién me refiero?, “pues al que se sienta libre de ejercer como propios presupuestos ajenos y el que esté libre de relaciones peligrosas…”

Y que avienten su primera declaración, declinando sus intenciones.

Y que mejor se conviertan en apóstoles de la Transparencia. Que sigan siendo diáfanos, puros, inmaculados, siguiendo el ejemplo del prócer, de “El Patricio de las manos limpias” Don Manolo Rodríguez, quien vino a componer el desgarriate y saqueo que dejaron Cavazos, Tomás y Geño en la obra pública.

¡Ay Jueves Santo, ni yo me lo creo…!

Y es que los políticos locales no ven más allá que del Bravo al Tamesí y de Tula a Soto La Marina y ahora muchas de las decisiones pasan por Los Pinos para su aprobación.

La verdad que ernal cumplir su sueño de gobernar Tamaulipas. Cuando participó como aspirante, lo dejaron solo y le dijo a Manuel Cavazos, palabras más, palabras menos: “acuérdate de mí, Tomás te va meter a la cárcel”.

Y poco le faltó. El que pagó los platos rotos fue Pedro Hernández Carrizález, hoy en el olvido, la enfermedad y en la pobreza.

Es obvio que Alejandro Guevara Cobos, Paloma Guillén, Felipe Solís Acero y Baltazar Hinojosa entendieron el mensaje.

Supongo que el secretario de Desarrollo Social del estado, pudiera pensar que todavía falta tiempo, circunstancias o caer en un berrinche y como otros políticos “pudieran jugar las contras”.

Otros como el alcalde victorense, que es muy inteligente, le entenderá de inmediato, y si no es que ya es amigo de mucho tiempo atrás del poderoso grupo que comandan Manlio Fabio y Gamboa Patrón y al que pertenece Marco Bernal.

Sin embargo, sería tanto como darle “las contras” al presidente Peña Nieto. Y al presidente como al gobernador, no se le puede decir que no.

Y es iluso pensar que el matamorense Marco Antonio no está en el ánimo del presidente Peña Nieto.

Por otra parte, el haber sido el presidente de la Comisión de Energía, lo ubica como el conocedor y experto del tema y Tamaulipas y el gobernador Egidio Torre Cantú se encuentran en una posición estratégica para hacer alianzas y beneficiar a todos los tamaulipecos, desde la Cuenca de Burgos hasta Madero, Tampico y Altamira y no se diga, de Matamoros a Laredo.

Creo que me afecto la Luna porque estaba regrandota la noche de anteanoche: qué noche, esa noche de luna llena: también es noche de lobos y de coyote, porque el coyote es un lobo venido a menos… Bueno, a la mexicana….

Mejor, ahí la dejamos, porque cuando uno escribe en son de broma, lo toman serio y viceversa, cuando escribe en serio, lo toman a broma.

¿Pues quién les entiende?

Mañana nos leemos


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com