Mis Comentarios

 

Por José Manuel Izaguirre

¡¡EL LUSTRADOR DE CALZADO!!

(Bolero)

 

Hay en la plaza principal del Mante un lustrador de calzado al cual le llamaremos “Don Pedro”. Está ubicado enfrente de la esquina que forman las calles Guerreo e Hidalgo. Con este personaje, durante el tiempo que estuve en el Mante, acudí lo mismo que Juan Zúñiga, Chuy Rodríguez, Patricio Rangel y muchos más a lustrar los zapatos.

No importa de qué tipo y color sean, los zapatos que le son llevados, adquieren un brillo extraordinario. Pero además, la pequeña área donde realiza su trabajo está permanentemente limpia, distinguiéndose de las áreas aledañas.

Les comento que el amigo lustrador es minusválido (tiene atrofiada una pierna) y el mismo hace la limpieza. Su disminución física no es obstáculo para detenerlo en su búsqueda de LA EXCELENCIA. Y vaya que la ha encontrado.

Su silla de trabajo siempre tiene una fila de espera y para los clientes en ella ofrece revistas de temas variados. En fin, lo que quiero decir es que el maestro lustrador “Don Pedro” se pule, no solo limpiando zapatos si no también atendiendo sus clientes.

Para Don Pedro no hay crisis.

Esta reseña sobre un tema trivial (pero de un inmenso valor humano), sirven para constatar que la EXCELENCIA se da en todas partes, en las cosas cotidianas, no solo en los grandes temas y en las grandes empresas. LA EXCELENCIA debemos buscarla (Y DARLE, DARLE, DARLE HASTA LOGRARLA) en todo lo que hacemos. Por eso pregunto:

– ¿Ya limpió su escritorio?

– ¿Ya limpió su PC de basura? Literalmente, ya le dio su trapeadita. He visto muchas llenas de tierra

– ¿Ya hizo su plan de ataque sobre temas en los que debe mejorar?

– ¿Ya terminó su carrera profesional que dejó a medias?

– ¿Ya visitó a ese cliente que lo está esperando?

– ¿Ya le limpio su refrigerador a la clienta que se lo ha pedido?

– ¿Ya recorrió las instalaciones de su negocio?

– ¿Ya saludó, por lo menos, a 10 de sus trabajadores hoy?

– ¿Se está puliendo en su trabajo?

– ¿Sacó ya esos pendientes que se le acumularon varias semanas?

– ¿Ya hizo su lista de gentes a las que tiene que desarrollar este año?

– ¿Ya revisó los baños de sus trabajadores? ¿está orgulloso de la limpieza?

– ¿Se dio una vuelta por el Taller Mecánico? ¿ayudó a ordenarlo?

– ¿Revisó las existencias del Almacén General? ¿Ayudó al desalojo de mercancía sin movimiento?

– ¿Ya repartió sonrisas a sus trabajadores hoy?

– ¿Ya dijo gracias a todo mundo cuando hace algo por usted?

– ¿sabe los nombres de las esposas y los hijos de sus 5 más cercanos colaboradores?

En todas estas y muchas más cosas que parecen insignificantes está la columna vertebral de la estrategia de su negocio. ¡¡Créame por favor que así es!!.

Como verán hay muchos temas en los cuales debemos enfocar las baterías y en todos debemos buscar ser los más ¡¡FREGONES!!

 

Un abrazo para todos mis amigos de FACE

Síguenos y regalanos un LIKE:

Te recomendamos....

Dejar un Comentario