Perspectiva

 

 

Por Koral Herrera Lara

Una lucha en rosa

 

Durante el mes de octubre, se identifica la presencia del lazo rosa; siendo uno de los símbolos más representativos en la lucha contra el cáncer de mama, que a nivel internacional simboliza el compromiso y la concientización por  enfermedad.

A lo largo del mes, organizaciones, empresas y el mismo Gobierno emplean el lazo en color rosa, para hacer consciencia sobre el padecimiento; sensibilizando a las mujeres principalmente, para reducir el número de muertes  a través de la prevención.

El cáncer de mama sigue siendo una de las principales causas de muerte entre las mexicanas, a nivel mundial se detectan 1.38 millones de casos y hay 458 mil decesos por este tipo de cáncer, de acuerdo a lo que menciona la Organización Mundial de la Salud.

Debido a la falta de prevención, la falta de infraestructura y recursos médicos en las instituciones de salud pública, el 25 % de las pacientes que son diagnosticadas con cáncer de mama terminan desarrollando metástasis, es decir que las células tumorales se diseminan y contagian a otros órganos, como los huesos, el hígado y los pulmones.

Es común observar que líderes de opinión, hombres y mujeres se suman a esta lucha en rosa; lejos de ser protagonistas, lo que se busca es sensibilizar a personas de todos los niveles sociales, que pueden ser víctimas de este padecimiento. Tan  agresivo que debilita el estado anímico de la familia, emocional y sin duda alguna el económico.

Para las mujeres, sigue siendo un tabú la auto exploración, el “tocarse”, en una cultura en donde permitía a las mujeres el reconocer su cuerpo y el identificar  a plenitud las partes del mismo. Hoy,  la mejor herramienta para la prevención del cáncer de mama es la exploración, el observar la coloración de la piel, su textura y forma que presenta.

Se busca sensibilizar a las mujeres de todas las edades, e incluso a los hombres de que prevenir es vivir. A pesar de los avances médicos, no se ha identificado los factores que provocan la mutación de las células cancerígenas, sin embargo se menciona que una buena alimentación, evitar el consumo excesivo de alcohol, cigarro, mantener una buena alimentación y realizar ejercicio; permite reducir la posibilidad de contraer esta enfermedad.

Síguenos y regalanos un LIKE:

Te recomendamos....

Dejar un Comentario