RUIDOS EN EL ESPEJO

CARLOS ACOSTA

1

Es el ruido de la lluvia.

Parecen voces perdidas que de pronto se encontraron. Pasos de una noche ansiosa por llegar hasta el albor. Sombras que vuelan. Nubes que lloran. El rumor de lo que fuimos, ahí, tocando la puerta.

Los amigos que cantaban, los que nunca se marcharon.

Se oye como el paso lento de la oscuridad al alba. El eco del animal, indomable, alebrestado, que te retumba en el pecho.

Parecen sueños lejanos que de nuevo regresaran. Augurios de un tiempo bueno. Porvenir en agua limpia a pesar de los incrédulos. Y sin embargo también, murmullos que nos sugieren algo así como amargura por lo que subyace frío de la sangre en las banquetas. Delirio de lo que somos. Locura por lo que hicimos.

Pareces tú y tus suspiros.

Y es el ruido de la lluvia.

2

Mire tocayo:

Usted y yo nos parecemos mucho más de lo que se imagina y mucho menos de lo que yo quisiera.

Por eso cuando estoy viendo sus ojos, parece que veo los míos.

Y si le oigo hablar, hago de cuenta que su voz es la mía.

Así que, no venga ahora con la novedad de que se va, de que quiere perderse y no saber de mí.

De dónde le vino esa idea tan loca. Porque, recuérdelo, por donde usted vaya, andaré yo.

Yo, que también padecí, padezco.

¿No recuerda?

Muchas veces no supe por qué actuaba de ésta o de aquella manera, como si no fuera yo.

Por ejemplo, cuando no quería ir a una fiesta o a un velorio y terminé yendo porque usted me empujaba.

Cuántas veces dije palabras que no quería decir.

Cuántas noches me despertó en la madrugada y no permitió reconciliarme con el sueño.

Ese no era yo. Era usted que me obligaba.

Y luego, andar en pasos, hacer cosas, jurar verdades, de lo que luego me arrepentía.

Seguir rutinas. Defraudar gente. Hablar con quienes yo no quería.

Usted siempre encontró placer en recordar amarguras, en restregar las heridas.

Y no nos faltó un delirio en donde jugamos a dios y al diablo. Y ya ve, nunca fuimos sino lo que somos.

Mire tocayo, que no lo engañe el espejo: usted sin mí no vive, y yo sin usted me muero.

Así que, lo quiera o no, hasta el fin de la historia, se queda conmigo.

Síguenos y regalanos un LIKE:

Te recomendamos....

Dejar un Comentario