SUCEDIÓ EN MANTE HOY HACE 50 AÑOS

 

 

 

LOS EDUCADORES Y

SU GRAN TRAGEDIA

El Estado no puede olvidar nunca a los mentores que ahora, en los bancos de las escuelas, de todo el país, están ando el pan de la instrucción a niños, que mañana serán vanguardia de la cultura, seres a los que afortunadamente les tocará ser pioneros de un gran progreso en todos los órdenes.

Hay en nuestro país numerosos maestros que año tras año se han sacrificado extendiendo la vida y la cultura en las escuelas públicas. Los profesores de inmensos grupos de pequeños dejaron en la ingratitud del banquillo sus mejores años.

Sintieron la inmensidad de su sacrificio pero también de su responsabilidad. Han educado a millares de niños y jóvenes, han visto crecer a los infantes ahora transformados en hombres. Son como ha dicho un pedagogo, la simiente de una cultura que va corriendo con los años y engrandeciendo a cada uno de los mexicanos.

Muchos de los educadores siguen viviendo en el corazón de los niños, ahora hombres y también en la gratitud de la Patria.

¿Con eso les alcanzará para comer?

PUBLICADO EL LUNES 15 DE MAYO DE 1967


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com