T E C L A Z O S

 

Por Guadalupe E. González

CASAS DE EMPEÑO SON UNA VERDADERA SALVACIÓN…

AUNQUE EN MUCHOS de los medios de comunicación criticamos de manera candente a las “Casas de Empeño” ubicadas en Reynosa, en Tamaulipas y generalmente en toda la geografía nacional, porque se aduce que muchas de estas están consideradas como cómplices de delincuentes, porque reciben mercancías presuntamente robadas, si nos ponemos a ver y analizar de manera profunda el lado amable o bueno de estos comercios, podemos llegar a la conclusión de que esta clase de negocios “son una verdadera salvación” para miles o millones de familias de bajos recursos económicos, porque aparte del servicio de empeño de productos diversos, también prestan dinero previos requisitos para la inmediata solución de deudas personales, como pagos escolares, el de una fianza para la libertad de algún familiar y hasta el pago total de una intervención quirúrgica.

HACE AÑOS, (aunque no recuerdo la fecha exacta, ni su nombre), el Propietario o socio mayoritario de las Casas de Empeño estadounidense denominadas FRISTH CASH, me habló telefónicamente desde San Antonio, Texas molesto por haber criticado acremente la operatividad de sus negocios instalados en el municipio de Río Bravo, Tamaulipas, respondiéndole que, “si no era cierto lo que le estaba publicando (en un portal de ciudad Victoria) sobre la complicidad de sus empresas con delincuentes, no tendría porque mortificarse.

EL ME DIJO QUE, “sus negocios trabajan en los marcos de legalidad, pero las quejas de la gente contra esta y otras casas de empeño en esa época eran imparables”, pero las mil y una razón de las que dimos cuenta en la aportación periodística de esa ocasión estaban justificadas por las queja directa de los afectados a quienes atendí por su marcada indignación.

SIN EMBARGO, al paso del tiempo y mas ahora que el país atraviesa por una situación financiera preocupante o complicadísima, analizamos que “la operación de Casas de empeño como la referida Firsth Cash, es buena”, debido que a mucha gente que lleva mercancías a empeñar o a solicitar empréstitos se les ayuda y estas aunque la mayor parte de ellas, pierdan sus productos, de todos modos están agradecidas “porque en esta clase de negocios se les da la mano”, por eso ahora seguimos viendo como la gente continúa haciendo presencia en estos comercios con tal de poder obtener el beneficio anhelado.

CLARO QUE no todo lo que brilla es oro, como reza el adagio, pero lo que si se refleja de manera tangible en estos comercios de empeño, es el buen propósito de estas empresas para la gente que desea tal vez rematar sus mercancías del hogar o personales, con tal de encontrar la solución a sus más elementales e inmediatas necesidades.

QUIERO DECIRLES que, “aun en plena época moderna”, a las Casas de empeño se les continúa considerando como negocios que afectan a la sociedad, porque se quedan con la mercancía empeñada por habérsele pasado al cliente tan solo un día el pago total o al menos el interés establecido en el contrato sostenido, pero aquí lo que vale y cuenta es que, “estos comercios, tuvieron la disposición de soltar dinero a él o los interesados al momento de que estos llevaron alguna prenda para negociarla de alguna forma, pero más importante que todo eso, es la rápida solución a problemas de salud, el pago de la casa donde viven, evitar cortes de agua o de luz y de otros muchos rubros, cuestión por la que, reitero que, “más que ser negocios comerciales de prejuicio, son de salvación y beneficio”.

DICEN que, “las cosas materiales son para remediar los males” y vaya que en este sentido encontramos sobrada razón, porque “aquella persona o familia que no tenga para encontrar respuestas de pago a problemas financieros”, con la venta o el empeño de televisores, lavadoras, secadoras, DVD’S, comedores, relojes, cámaras, anillos, tabletas, incluso herramienta y otros, se logra la tranquilidad personal “que no tiene precio” y con ello la pronta solución a las mortificaciones y por eso, estos centros de operación comercial, “en mi punto de vista y gran cantidad de gente lo considera de bienestar social”, motivo por el cual a estos establecimientos se les ha ido despejando la mala imagen que en un principio tenían.

LES COMENTARÉ que quizás aquella persona que en este momento esté leyendo este análisis periodístico, no esté de acuerdo con la exposición que hago, pero estoy seguro que otras muchas gentes, habrán de darle crédito a esta importante percepción, porque “si antes las casas comerciales de empeño y préstamos personales y hasta colectivos, eran algo así como una amenaza social y las criticamos de manera informativa en base a quejas, ahora netamente vemos que son negocios de magnifica salvación para quienes tienen problemas económicos, usted qué opina….?

Por hoy es todo.

Para sugerencias y puntos de vista en general al Cel. 8991-12-74-62 o al email:

lupeernesto@yahoo.com.mx

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

 

 

 

 


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com