VICTORIA Y ANEXAS

ambrocio-victoria-200x140

Ambrocio López Gutiérrez/EL RECTOR ESTUVO PRESO

Ya se han publicado cientos de notas acerca del exgobernador Egidio Torre Cantú, de los presuntos delitos de algunos de sus más cercanos colaboradores, de los excesos de algunos familiares y de la influencia paterna, similar a la que se dice del exmandatario neoleonés Rodrigo Medina de la Cruz, quien podría pasar algún tiempo tras las rejas. Pero ahora no deseo abundar sobre tráfico de influencias, corruptelas, nepotismo y otras conductas antisociales; por ahora quiero rescatar el tema de la persecución política, la represión, la exclusión de los adversarios. Ya más adelante habrá que ocuparse del mal trato que el ingeniero civil dio a sus antiguos amigos o de las cuentas pendientes con miles de marginados.

En La Jornada, la reportera San Juana Martínez escribió el Domingo 26 de febrero de 2012: “No voy a negociar mi libertad a cambio del silencio”, dice el militante del Partido de la Revolución Democrática y aspirante a la precandidatura al Senado por las izquierdas en el estado de Tamaulipas, Francisco Chavira Martínez, sentado en el patio central del módulo tres de la prisión de esta ciudad (Victoria). En plena precampaña, mientras daba una conferencia de prensa, fue detenido acusado de robo de vehículo, una camioneta que pertenece al partido y que luego fue localizada; además, por robo de boletas en la pasada elección interna del PRD, y lesiones, todo con fabricación de testigos: “En Tamaulipas los adversarios políticos se matan, encarcelan o desprestigian, como se hacía durante el porfiriato”.

Chavira Martínez se considera el único preso de conciencia de Tamaulipas y dice que fue encarcelado por orden del gobernador ETC, quien además ha interpuesto demandas contra sus cuatro hermanos por cargos que aún desconocen, porque el Poder Judicial se niega a informarles: “Toda la familia estamos padeciendo persecución, porque hemos denunciado las corruptelas del gobernador”. El ingreso a la cárcel exige una minuciosa revisión a las visitas. La encargada exige sellar el brazo de cada mujer para luego permitirle el acceso. Para llegar al módulo hay que pasar por un laberinto de pasillos, patios y tejabanes que albergan los talleres.

Las miradas de los presos son directas, sin disimulo; los murmullos, la música y la cotidianidad vista de reojo en la lavandería y la cocina que quedan de paso. Las crujías del módulo tres de la prisión de Ciudad Victoria, considerada una de las más peligrosas, son de color beige. Chavira está sentado en el patio con tres jóvenes, atendiendo desde este lugar los asuntos de la Universidad del Norte de Tamaulipas, de donde sigue siendo rector. En 1996 fundó el Frente Cívico Unido y desde entonces ha encabezado las reivindicaciones de luchas sociales en favor de los migrantes, de los usuarios de la Comisión Federal de Electricidad, de los ciudadanos contra la tenencia de vehículos o los parquímetros; o bien, denunciando la corrupción del gobierno de ETC en la industria de la construcción.

“Nuestra lucha siempre ha sido en favor de la sociedad. Tamaulipas tiene una historia de represión social, de caciques y dictadores, pero yo he educado toda mi vida para la paz”. Va impecablemente vestido con camisa blanca y pantalón color beige, bebe agua y nunca pierde la sonrisa. Su estancia en la cárcel la ha tomado como área de oportunidades. Cuando llegó venía con las manos vacías, los otros presos le regalaron un jabón, un poco de champú y una cobija.  Se levanta a las seis para aprovechar el agua, hace deporte, juega volibol y baloncesto. Ahora tiene mucho tiempo, que ha aprovechado para leer lo pendiente, actualmente La Madre, de Máximo Gorki, y los discursos del Che Guevara a la juventud.

El mal ambiente de esta cárcel donde hay asesinos, secuestradores, violadores y ladrones mezclados, lo evade como puede. “Me aíslo. Mi estrategia es no salir de mi celda después de las siete de la tarde. No me junto con gente que no conozco. Hay reglas no escritas que debo respetar. He aprendido mucho en estos meses”. Cuenta que en Tamaulipas los secuestros y asesinatos de políticos no los hace la delincuencia organizada: “Los hace el PRI, el partido involucrado en el crimen de Luis Donaldo Colosio y de tantos otros adversarios. “A Egidio Torre le llaman El Caín, por el asesinato de su hermano, pero Caín lo mató con una quijada de burro y a Rodolfo Torre Cantú lo mataron con un cuerno de chivo”.

En la lista de esos políticos se encuentra el secuestro de Vicente y Octavio Verástegui, del PAN; la detención de Félix Mezquitic, del PRD, y el asesinato de Juan Antonio Guajardo Anzaldúa, candidato del PT a la presidencia municipal de Río Bravo. La hegemonía del PRI en Tamaulipas no ha cambiado; en este estado no ha habido alternancia política y se muestra sorprendido que, en la investigación de la DEA por lavado de dinero procedente del narcotráfico y connivencia con los cárteles de la droga contra los últimos tres ex gobernadores de Tamaulipas, no incluyan a Egidio Torre Cantú: “Su fortuna se basa en la construcción, el principal método de lavado de dinero. En 2010 tuvo ganancias de 166 millones de pesos, en ocho meses”, dice mostrando los documentos.

El senador del PRD Carlos Sotelo García presentó un exhorto ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para que el gobernador ETC libere al preso de conciencia Francisco Chavira, al considerar que su detención es ilegal porque se basa en una falsa denuncia formulada por el perredista Jorge Valdés desde el 20 de marzo de 2008, por los delitos de privación ilegal de la libertad, robo de vehículo, robo con violencia y lesiones. En realidad, su detención intenta frustrar su aspiración política de ser senador, dijo. La averiguación 159/2008 fue archivada al no tener elementos probatorios que acreditaran la existencia de los delitos.

Sin embargo, ante su registro como precandidato del PRD y la posibilidad de ser elegido senador en forma inmediata, por motivaciones absolutamente políticas se reactivó la averiguación previa. Y sin que se hubiesen aportado nuevas pruebas para acreditar el cuerpo del delito y la presunta responsabilidad en la comisión de los ilícitos que se imputan, se ejerció acción penal en su contra. En diciembre se presentó como precandidato y en enero se le integró la averiguación previa 216/2011, y el juez segundo penal, Santiago Espinoza Camacho, le dictó auto de formal prisión, en un caso lleno de anomalías.

“Estamos en un gobierno totalitario y fascista que no permite la alternancia; Tamaulipas es un estado fallido”. Sus hermanas Esthela y Martha fueron llamadas a declarar por una demanda en su contra interpuesta por el gobernador. La Procuraduría General de Justicia estatal no les permite acceso al expediente. Al salir de su cita judicial, su hermana Esthela muestra su indignación: “Es un atropello a la democracia, un retroceso, porque además de que Francisco sufre la represión en la cárcel, también la estamos viviendo sus hermanos, la familia, los simpatizantes, todo aquel que lo apoya. Pedimos justicia, exigimos su libertad”.

Volviendo al presente, el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, hará pública la lista de “aviadores” encontrados en la nómina estatal, la mayoría detectados en las secretarías de Educación y de Salud, informó el secretario de Administración, Jesús Nader Nasrallah. Aunque no quiso adelantar cifras, detalló que encontraron personas que cobraban doble sueldo en algunas Secretarías durante la administración del ex gobernador priista (ETC). “Todos esos resultados el señor Gobernador próximamente los va dar a conocer, así como va dar a conocer los planes de austeridad”, declaró Nader en Tampico, donde tomó protesta a la nueva directiva del Consejo de Instituciones Empresariales del Sur de Tamaulipas (CIEST). “Había muchos comisionados, muchos aviadores, mucha gente que laboraba con doble sueldo en algunas de las secretarías, se está detectando, se está procediendo, se está levantando un acta”, anunció.

Sin revelar cuándo darán a conocer estos datos, JNN dijo que algunos “aviadores” recibían altas compensaciones. “Algunas de las compensaciones que ellos llevaban sí eran altas, la Secretaría de la Función Pública y de la Contraloría ya van a tomar acciones”, afirmó. Sostuvo que el gobierno del Estado no ocultará las irregularidades detectadas. “El Contralor va a dar un veredicto final y les va dar a conocer resultados, le vamos a dar a conocer al pueblo de Tamaulipas en qué condiciones nos entregaron el Estado”, reiteró. De acuerdo con datos de la pasada administración del ex gobernador, la nómina estatal estaba integrada por 12 mil 500 burócratas cuyo pago anual oscilaba en 2 mil millones de pesos, según reporte firmado por Mariela Trinidad, de la Agencia Reforma.

Para cerrar la presente entrega, vale decir que el rector que estuvo preso se reincorporó a sus actividades luego de una breve campaña como candidato independiente para gobernador ya que declinó a favor del actual jefe del ejecutivo FGCV quien le agradeció el gesto incorporando a su gabinete a dos de las hermanas Chavira, mientras que Egidio vive en San Pedro, cerca de Topo Chico.

Correo: amlogtz@prodigy.net.mx


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com