Victoria y Anexas

#‎Noticias desde El ‪#‎Mante

 Por: Ambrocio López Gutiérrez

EDUCACIÓN POBRE

Al dejar de transferirse el conocimiento de las lenguas indígenas a los niños y jóvenes en México y al darse prioridad a políticas de homogenización lingüística y cultural, se provocó que 107 lenguas estén en condición de “muy alto” y “alto” riesgo de desaparecer, detectó la Secretaría de Educación Pública (SEP) que, al diseñar el Programa Especial de Educación Intercultural 2014-2018, reconoce que “los sectores y grupos más desfavorecidos “reciben una educación de menor calidad”; cuatro años después de que el relator especial de la Organización de las Naciones Unidas afirmara que las poblaciones pobres en México reciben una “educación pobre”, México reconoce que a pesar de la expansión del sistema, no se consiguió reducir “en forma significativa las brechas que existen”.

La SEP dice que 7 % de los niños de entre 6 y 11 años, así como 15% de los que tienen 12 y 14 años de edad; y 48 % de los que tienen 15 a 17 años de edad, no asisten a la escuela; las estadísticas hasta el año 2010 decían que 53 de cada 100 niños de entre 12 y 14 años de edad tenían una educación primaria completa, sólo 37% de los que tenían entre 15 y 17 años de edad habían terminado la secundaria; el diagnóstico reconoce que existen “razones” del bajo logro académico: ha sido pensado y creado “desde la ideología del mestizaje que establece como referente cultural del sistema una sociedad y una cultura homogénea; que tiende a reproducir las condiciones de desigualdad de la sociedad y que “no debe minimizarse la incomprensión, la discriminación y el racismo imperantes”.

En reporte reciente de El Universal, se dice que en la educación para las comunidades indígenas “se mantienen mecanismos y prácticas de discriminación, segregación, violencia y exclusión en un contexto educativo que los justifica, promueve o tolera y que limitan el acceso y la permanencia de los estudiantes de origen diverso”;… “seis de cada 100 mexicanos hablan una lengua distinta al español”, de manera que hablar una lengua indígena es la forma cotidiana de comunicarse en muchas regiones;… “no obstante, como resultado de dos siglos de políticas de homogenización lingüística y cultural, la totalidad de las lenguas nacionales se encuentran en riesgo de desaparición”.

Sólo que los datos de los diferentes censos refieren una “disminución de la población hablante de alguna lengua indígena a nivel nacional, así como una reducción de la población de 5 a 14 años que habla estas lenguas”; ello se complementa con el incremento de la comunidad hablante en los sectores de mayor edad de la población;… “de las 364 variantes lingüísticas que se hablan en el país, 64 están en muy alto riesgo de desaparición y 43 en alto riesgo de desaparición”, señala el documento de la SEP; las 251 lenguas restantes no están exentas, aunque “tienen menores grados de riesgo”, por lo que se ha propuesto —mediante el Programa Especial de Educación Intercultural 2014-2018— iniciar un proceso de “revitalización” de las lenguas indígenas.

Respecto a la calidad de la educación que recibe la población de las comunidades indígenas, revela que la mitad de los alumnos de tercero de primaria alcanzaron un nivel de logro por debajo del básico; en Español y en Matemáticas se concentraron dos terceras partes de los alumnos; el problema radica en que no existen garantías de que los profesores hablen la lengua indígena de la comunidad a la que son asignados en la totalidad de los planteles; la estimación es que 9.3 % de los maestros de preescolar y 7.3 % en primaria no hablan la lengua nativa.

Sólo que el índice se incrementa en el caso de Campeche a 49 % en el caso de las primarias, a 17.4 % en Durango y 12.9% en Chiapas; establece que dos de los principales retos en la educación media superior y superior son la “insuficiente” cobertura y la desigualdad en el acceso; sólo en el nivel preparatoria, poco más de 200 mil 600 alumnos no asisten al bachillerato, por lo que considera “necesario atender a la población de origen culturalmente diverso, hablante de lengua indígena en la edad típica” de ingresar a ese nivel educativo.

A propósito del tema, La Razón de San Luis, informó esta semana que el gobernador de la entidad vecina, Fernando Toranzo Fernández, inauguró la primera etapa de la construcción de la Universidad Intercultural, campus Villa de Reyes, con una inversión de 9.1 millones de pesos; entregó obras de comunicación, pavimentaciones; y una nave avícola que mejorará la economía de los habitantes de la comunidad de Bledos, entre otras acciones sociales.

Como parte de esta gira inauguró la primera etapa de la construcción de la Universidad Intercultural, campus Villa de Reyes que beneficia a 360 jóvenes; en una superficie de 40 mil metros cuadrados de terreno, en donde fue concluido el edificio “C” en dos niveles, con 6 aulas didácticas, administración, cooperativa, servicios sanitarios y escalera; el edificio “D” incluye un nivel, biblioteca y centro de cómputo; además de obras exteriores, cancha de usos múltiples para uso común de plaza cívica, subestación eléctrica, cercado perimetral con malla ciclónica, cisterna, fosa séptica y pozo de absorción y mobiliario y equipo.

Luego del corte de listón y de realizar un recorrido por las instalaciones, el mandatario señaló que este proyecto no se detendrá hasta consolidarse como la institución más importante y vanguardista de Villa de Reyes; lo acompañaron durante esta gira: el alcalde de Santa María del Río, Pedro Reyna Rosas; el diputado local, José Eduardo Chávez Aguilar; César Enrique García Coronado, delegado federal de la SCT; Ricardo Fermín Purata Espinoza, titular de la JEC; José Piedad Galicia Chiquito, alcalde de Villa de Reyes; Fernando Salmerón Castro, coordinador general de educación intercultural y bilingüe de la SEP; Juan Manuel Carreras López, titular de la SEGE; Georgina Silva Barragán, titular del IEIFE; Aurora Orduña Correa, rectora de la Universidad Intercultural de SLP y Rogelio Sánchez Luna, director de la Universidad de Villa de Reyes.

En otro escenario y, en aras de continuar trabajando con el modelo de educación básica bilingüe e intercultural en el estado, el sistema de educación de Secundaria Comunitaria Indígena del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), atiende en el actual ciclo escolar 2013-2014, a 700 alumnos en diez planteles ubicados en diferentes comunidades indígenas de la entidad; este trabajo parte del esquema para la atención educativa a la población indígena oaxaqueña que no contaba con alguna opción para estudiar la educación secundaria.

Si bien la experiencia de la escuela Secundaria Comunitaria se inscribe en el campo de desarrollo curricular, su modelo pedagógico comprende prácticamente todos los campos del conocimiento, sin perder la esencia cultural y autóctona de las comunidades en donde se ubican los planteles; el coordinador estatal de Escuelas de Educación Secundaria Comunitaria del IEEPO, Estanislao Millán Figueroa, explicó que este modelo educativo, único a nivel nacional, representa una importante alternativa de estudios para aquellos jóvenes que viven en comunidades indígenas y por ello tienen pocas oportunidades de acceso a los sistemas comunes; el objetivo, es que continúen sus estudios sin perder su esencia cultural, lingüística y tradicional de sus comunidades, precisó.

Según el Diario de Oaxaca, un ejemplo de ello, es la Secundaria Comunitaria de San Andrés Solaga, Villa Alta, se trata de una población de claros matices comunitarios, en donde la lengua zapoteca de la sierra mantiene su vigor; es una población históricamente expulsora de mano de obra hacia la ciudad de Los Ángeles en los Estados Unidos; la población se dedica básicamente a la agricultura, cuenta con una escuela preescolar y una primaria de organización completa, pero hasta el año de inicio de la secundaria comunitaria, en 2014, los estudiantes carecían de opciones para continuar sus estudios.

Su objetivo general es constituirse en una modalidad de educación indígena responsable de atender a la población originaria en el estado, así como desarrollar un modelo alternativo de atención educativa con base en la didáctica de proyectos; construir bases para la interculturalidad e impulsar y preservar las lenguas originarias; actualmente los planteles de este modelo educativo se ubican en San Pedro Yaneri, Ixtlán, Santa María Tiltepec, Totontepec, Mixe, Arroyo Blanco, San Juan Petlapa, Choapan; Tlalixtac Viejo, Santa María Tlalixtac, San Juan Teotalcingo, Choapan; Santa María Zoogochí, Ixtlán; Guadalupe Nogales, San Francisco Tlapancingo, Lachinilla, Santa Lucía, Miahuatlán, San Martín Peras, Juxtlahuaca y la de San Andrés Solaga, Villa Alta; estos servicios son atendidos por profesores de educación indígena para apoyar este modelo educativo.

Correo: amlogtz@prodigy.net.mx


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com