VIDA DIARIA

Por: Rosa Elena González

Gobernador  misógino…

No cabe  duda  que  no  hay  nada  peor para  las mujeres  que un hombre misógino,  con  poder,  y créame, le hablo de  esos que sobran por todos lados, a todos los niveles.

A esos continuamente los escuchamos hablar de los  derechos de  las mujeres, que trabajan para  que  tengan mayores  y mejores espacios laborales y  políticos, aseguran que son ellos los que  generan  condiciones para que las féminas  tengan mejor  nivel de  vida, que  se  hace una  lucha constante para  evitar  sean violentadas, pero  hablan de dientes pa´ fuera, casi siempre sus dichos se quedan en el discurso, en esa carpeta que se  tira a  la basura apenas termina un evento en apoyo al sexo femenino, de lucimiento, donde  se  tenía que hablar  del género porque así conviene.

Ese  es el mal de  muchos políticos, incluir  en  sus  discursos  a las mujeres, sobre todo cuando andan  correteando votos, pero  después  de  que logran  el objetivo, ya cuando tienen poder, queda de  manifiesto que los dichos no se convierten  en  hechos y se  les queda a  deber.

Más lamentable resulta que a esos políticos, que llegan  al poder  con  el voto  de  la mujer, les salga lo machito cuando tienen todo el presupuesto a gastar, les  da por  hablar sin  detenerse a pensar  que con  sus palabras pueden lastimar.

El vivo ejemplo en estos momentos es el panista  FRANCISCO, “KIKO” VEGA, Gobernador de  Baja  California, ese que en  pleno  Día Internacional de  la Mujer en  lugar de  reconocerlas, comprometerse para  que el género femenino siga conquistando espacios, mismos que  por capacidad  y derecho les corresponden, el tipo mejor las minimiza.

Esté Gobernador sí  que  resultó misógino, en evento masivo ironizó el papel de las mujeres, dijo  que si  son rebuenas, pero para atender  la casa, cuidar  niños, recibir  al marido  cariñosamente y ponerle las pantuflas.

Por supuesto  que una mujer  amada  y  respetada  es  capaz de  hacer  eso y más, con  amor, porque en  su  esencia  esta está  el cuidar  del hogar y  educar a los hijos, atender  al marido con  emoción, pero la capacidad es mayor que muchos  hombres.

Todas, absolutamente todas las mujeres  merecen  que  se  les trate con  respeto que  no  se les trastoque  su dignidad con  palabras despectivas, porque todas  son  parte de  un todo  en  esta  vida.

Triste  es  que  en  estos tiempos un empoderado siga  pensando que la educación  de  los hijos y el cuidado de la casa  sea solo de la mujer porque está comprobado que  cuando se comparten  las responsabilidades se tienen  familias más integradas, con  mayor comunicación y  felicidad.

Lamentable es  también  que los empoderados piensen  que las mujeres  tienen  que  ser  sumisas, sin  derecho a ejercer el poder, que solo las vean  en  los quehaceres propios del hogar en lugar de  visualizar  que su capacidad  es  vasta, las féminas no solo pueden  con el rol de atender  una  familia si  no que saben, y deben, llegar a  gobernar.

Quizá  a  eso es a lo que le temen los  hombres  misóginos como el Gobernador de  Baja  California, a que las mujeres les  rebasen, el tal KIKO seguramente  es  de  esos que no soportaría  nunca recibir  instrucciones  de  una del mal llamado  sexo débil por eso en lugar  de impulsar las quiere minimizar.

Bien  dicen  que el pez  por la boca  muere, el Gobernador de  Baja  California,  después  de lo dicho, y que le salió del alma, ya cuando alcanzó a ver  la reacción  de  la gente quiso componer sus dichos, pero es obvio  que  es su sentir, lo  traicionó  su  inconsciente, pero bueno que  se puede  esperar  de  un panista resentido con la vida  y hasta de  haber  nacido.

 


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com