Vida Diaria

#‎Noticias desde El ‪#‎Mante

Por: Rosa Elena González      

En la cárcel y en la cama…

Reza el refranero que los amigos  se conocen en la cárcel y en la cama haciendo alusión a que la amistad cuando es verdadera, sólida, se manifiesta en los momentos más difíciles.

La sabiduría popular marca todo a la perfección, y efectivamente, al estar en la cárcel o en cama es  cuando se ven las verdaderas amistades, las que son capaces  de  enfrentar el mundo para estar siempre con el amigo sea cual sea su situación.

Los verdaderos amigos están en la pobreza y la riqueza, en  la salud y la enfermedad, en las tristezas  y las alegrías y no se alejan cuando el amigo pasa por momentos difíciles, al contrario ayudan a enfrentar tragedias, son los que a pesar de la cuestión económica y los inconvenientes están ahí, solidariamente, dando aliento ayudando a que los tragos amargos sean menos terribles.

 A eso se refiere el refraneo popular al citar  que los amigos se conocen en la cárcel  y en la cama.

Muchas son las historias de personajes que por diferentes motivos son encarcelados y al caer en desgracia son abandonados hasta por parte de su familia, y ni que decir de los que les rendían pleitesía cuando tenían dinero o poder, porque esos se desaparecen más rápido y como por arte  de magia, es más, si alguien les cuestiona sobre su amistad se portan peor que PEDRO y lo niegan más de tres veces.

Solo los verdaderos amigos son los que continúan firmes, tienden  una mano o ayudan aminorar la tristeza, desesperación, miedo y a veces hasta la frustración de no tener un por qué a mí.

La cárcel es la prueba máxima de amistad, quien está con un amigo en desgracia, sean cuales sean los motivos, es excepcional y digno de valorar siempre que alguien lo visite, sobre todo lo que decían quererlo mucho cuando tenía éxito porque más allá de las conveniencias, o el qué dirán, está en cariño, la gratitud, la solidaridad.

Nunca se  sabe que nos  depare la vida ya que todo cambia en un instante, se puede estar en perfectas condiciones y en segundos estar al borde de la muerte o postrado en una cama a causa  de una urgencia médica, eso lo debemos tener claro siempre.

Es por eso que hoy quiero agradecer infinitamente a todas y todos los amigos que estuvieron en momentos difíciles, que se preocuparon y rezaron para que todo estuviera bien después del susto que DIOS nos diera en la salud y que me llevó a una cirugía a causa de peritonitis.

Claro, como en todos los oficios, nadie es monedita de oro para caerle bien a todos, seguramente más de tres personajes de la vida diaria, dirán “lástima la libro”, mientras que no faltara quien diga “yerba mala nunca muere”,  y ni que decir de quien ahora mismo pensara que qué se come que se  adivina porque así es la vida y es un privilegio vivirla, solo por eso todos los días se debe agradecer a DIOS.

Cuando escuchas que el cirujano dice es cuestión de minutos, el miedo te invade, después valoras todo lo que está a tu alrededor, más a la familia y amigos que estuvieron siempre cerca,  quedare endeudada con la vida, no tendré con que pagar las muestras de amistad.

En ese contexto igual quiero agradecer a las casas editoriales que hacen el favor de publicar esta colaboración y a los lectores por la comprensión y espero que la espera…

vida.diaria@hotmail.com | Twitter@VidaDiaria1 | Facebook: Rosa Elena González


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com