Vida Diaria

rosa elena

 

 

Rosa Elena González

¿Qué paso con Tomas Yarrington y los millones?

¿Dónde está TOMAS?, eso es lo que se pregunta la gente, y se lo preguntan porque la cuesta de enero esta escabrosa, no hay dinero y son 15 millones de pesos que nadie les hace el feo, por ellos en estos momentos de crisis sobra quien entrega hasta a su alma al mismísimo diablo y a YARRINGTON se quiere encontrar.

Aunque bueno, encontrar a TOMAS no es solo por los 15 millones cobrar y los estragos de la cuesta mitigar, es comprobar si realmente el gobierno federal tiene la intención de actuar, llevarlo a juicio y encarcelar.

Hace más de cuatro meses que las autoridades federales ofrecieron hasta 15 millones a quien diera informes concretos del paradero de TOMAS YARRINGTON, ¿cómo irán con el asunto?, obviamente no van, fue un simple y barato show.

Fue como película del viejo oeste  donde ya nadamás faltó que nos encontráramos el cartel con la fotografía de TOMAS YARRINGTON pegado en los troncos de los árboles, con la leyenda de “se busca” y remarcada la cantidad de la recompensa a quien lo entregara o diera informes de su paradero y al final le agregaran, vivo o muerto.

Obviamente el tema TOMAS fue un asunto de vivillos, una estrategia para hacer ruido mediático aplicando el viejo dicho de que al pueblo pan y circo eso hacían las autoridades federales, circo.

En momentos de crisis de credibilidad al sistema le dieron al pueblo circo,  la gente se distrajo un rato mientras se gestaban traiciones mayores al pueblo, de lo contrario ya hubieran dado de perdido un informe de cómo van las investigaciones.

Fue grande la burla al pueblo con el asunto del cartel con la dichosa recompensa por la cabeza, bueno, y todo el cuerpo del delito, de TOMAS.

Como también una burla fue la ridícula cantidad de 15 millones que ofrecieron los de la PGR por TOMAS, ni siquiera un millón de dólares, era para que hasta el mismo YARRINGTON soltara la carcajada por la ocurrencia.

En un descuido el esa cantidad la trae consigo sin problemas, para lo que se ofrezca a TOMAS y hasta el doble o triple puede pagar si su libertad en riesgo pudiera estar.

Claro, el asunto de la dichosa recompensa no fue más que una manera de que el Gobierno Federal hiciera como que tiene la intención de ir por los personajes con señalamientos, a todas luces se veía que ni la intención de detener a TOMAS se tenía, una recompensa ridícula y una orden que no llegó a las procuradurías de las Entidades para que estas actuaran en consecuencia.

La situación es que hoy, a más de 4 meses que con bombo y platillo la Procuraduría General de la Republica anunciara que se recompensaría con 15 millones de pesos a quien diera información de TOMAS YARRINGRON, tal parece ya feneció el asunto.

Su objetivo, que no era otra cosa que hacer ruido mediático tratando de que el gobierno federal ganara un poco de credibilidad, no les resultó tan rentable y tal parece le dieron carpetazo al asunto, ya nada se dice de TOMAS y la dichosa recompensa.

El hecho es que el asunto de TOMAS y la dichosa recompensa ya quedó en el olvido, no tuvo ningún seguimiento porque no era la intención hacerla efectiva.

Ahora que cuesta subir la cuesta de enero tenga la plena seguridad que si la gente supiera que si le entregarían, aunque fuera la ridícula cantidad de los 15 millones por lo que realmente vale TOMAS, y tuvieran indicios de dónde está, lo denunciaría.

Desde el anuncio de la recompensa se ve la `poca seriedad de las autoridades federales, el querer hacer como que tienen la intención de capturarle, eso de hasta 15 millones deja duda, quien sabe hasta donde sea realmente el monto.

Gran parte de la gente siempre se mostró escéptica, no creyó en las supuestas buenas intenciones del sistema, se tenía la percepción que todo era show, ahora queda claro que sí, nunca hubo ni poquitas ganas de hacer que se aplique la justicia contra quienes tienen señalamientos de corrupción y más linduras como TOMAS.

En fin, el caso es que con el asunto del cartel ese que la PGR lanzó hace cuatro meses ofreciendo una recompensa paso como lo sucedido con CAMELIA, la texana, después de matar a EMILIO VARELA, nunca más se supo nada, y hoy la gente se pregunta ¿Qué pasó con el asunto de TOMAS y los 15 millones?

 

 


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com