Vida Diaria

 

Rosa Elena González

Daños colaterales…

Pues la caravana migrantes avanza por territorio mexicano rumbo a la frontera norte de nuestro país y el tema sigue dividiendo opiniones, pero la verdad es para que todos los mexicanos reflexionemos que es lo que pasara con esos seres humanos en los próximos días y las consecuencias que traerá a nuestro país su tránsito por tierra azteca o permanencia en municipios fronterizos.

No esta fácil, de hecho es bastante complicado el tema para nuestro país y los que aquí vivimos, por una parte está el sentido humanitario para con ellos y por otra el deber de primero ver por los nuestros.

Grande es la responsabilidad que se le finca a las autoridades mexicanas con los centroamericanos, no solo es el acceso a nuestro país y su tránsito seguro para que lleguen a la frontera norte sino todo lo que implica, el costo político, social y económico que se tendrá no será cualquier cosa.

La travesía por nuestro país es larga y anqué no se quisiera es obvio que se resentirán los daños colaterales para los migrantes pero también para los mexicanos, México no está en las mejores condiciones para albergar y cargar con el peso de miles de personas, suena frio y quizá hasta insensible pero así es.

Es un hecho que la mayoría de los de la caravana, con todo y su sacrificio, no podrán cruzar a Estados Unidos,  se quedarán en nuestro país y eso traerá problemas inimaginables en la frontera norte.

Estados Unidos no es México por lo tanto no les permitirá la entrada pacíficamente mucho menos que invadan territorio violentamente vulnerando su soberanía,  por lo tanto Tamaulipas  seguramente será paradero de buena parte, sino es que la totalidad, de los de la caravana de migrantes.

El que se estacionen, esperando un día alcanzar el sueño americano, los hondureños, puede provocar que en nuestra entidad se colapsen los sistemas de salud, educación y servicios básicos.

Aparte de que  aumentara la demanda de vivienda, el desempleo, y ahí les encargo como estaremos luego con el tema de la inseguridad, triste, pero esa es la real y cruda realidad.

Cierto,  es muy doloroso ver las imágenes de padres y madres con hijos en brazos corriendo desesperados en busca de una oportunidad de vida que en su país no encontraron, pero otra verdad es que entre la caravana se han visto imágenes de gente encapuchada, con el rostro cubierto, actitudes violentas que más que personas preocupadas por salir adelante parecieran pertenecer a grupos delincuenciales que la verdad no se duda que estén aprovechando la situación pues muchos de los inocentes que llegaron a nuestra nación pueden ser carne de cañón para entes del mal.

Como ser humano duele el dolor de los migrantes y se quisiera que todos tuvieran en este México lindo y querido un sitio de paz, comida, se cuide su travesía con un buen trato y los que se quieran quedar a trabajar en este país lo hagan respetando las normas legales, pero ya quisiéramos que todos los mexicanos tuvieran empleo y buenas condiciones de vida, por lo tanto no podemos ofrecer lo que no podemos dar.

Como mexicana y tamaulipeca preocupa, es obvio que con la llegada de la caravana migrantes llegarán problemas, aunque las autoridades hagan esfuerzos para atender la contingencia, la verdad es que no estamos preparados para afrontar la tormenta invernal que se avecina y que seguramente se estacionara en nuestra frontera,  los tamaulipecos, más los oriundos de los municipios fronterizos  de una manera u otra resentirán los daños colaterales.

 

 

Síguenos y regalanos un LIKE:

Te recomendamos....

Dejar un Comentario