Vida Diaria

#‎Noticias desde El ‪#‎Mante

 Por: Rosa Elena González      

 

A toda Madre…

El 10 de mayo todo mundo se acordó que tuvo o tiene Madre, aunque muchos el resto del año parezca que no tienen o nunca la tuvieron igual festejaron Día de las Madres, que en realidad es solo una fecha marcada en el calendario, el amor para la progenitora no debe estar sujeto a un tiempo, un espacio o un día al año, es tan grande que merece festejarse siempre, todos los días se debe demostrar que se es bien nacido.

En México la palara MADRE es especial no solo porque refiere al ser que nos dio la vida sino por todo lo que encierra, por ello la manejamos de diferentes maneras, siempre de acuerdo a las circunstancias.

Los mexicanos somos los únicos que no necesitamos sea 10 de mayo para recordar a las MADRES de muchos, no como se quisiera, pero la recordamos y muy constantemente, podemos decir que el promedio que tiene un mexicano recordando madres es de tres veces diarias, siendo reservados, porque si se topa con un embotellamiento, un mal comerciante o un mal amigo la palabra MADRE se pronuncian sin respeto, sentido, ni motivo.

Y es que la palabra MADRE para el mexicano es parte de nuestro folclor y por una u otra razón no hay día en que no se mencione.

Sin duda alaguna los mexicanos aunque poco lo expresemos y menos lo festejemos, somos los que más amor por la MADRE tenemos.

Igual somos los que más connotaciones le dan a la palabra madre, la aplicación es de acuerdo hasta del estado de ánimo en el que nos encontremos, con madre se manifiesta satisfacción, felicidad, gusto, enojo, y hasta reacciones violentas.

Es bello ser MADRE y más hermoso saber que se tiene MADRE, la palabra es divina, lo malo es cuando se menciona irrespetuosamente de manera ofensiva, ahí es donde generalmente comienzan los problemas porque el que a un mexicano le recuerden a su madre es el peor insulto que pueda recibir.

La verdad es que a ningún mexicano, por más moderno que parezca, le gusta que le recuerden a su MADRE de manera ofensiva, el que alguien lo haga duele, hiere en lo más profundo del ser porque a la mayoría de los hombres de nuestro país tienen a la mujer que les trajo al mundo como la más pura e intocable, no se le puede tocar ni con el pétalo de una rosa, menos con una palabra mal intencionada.

El recordatorio de la madre puede tener uno y mil significados, todo depende de la intención y del énfasis que se le dé a la palabra MADRE o mamá igual puede ser un piropo, un halago, una bendición, una sensación satisfactoria y hasta una sentencia de muerte.

En fin, con todo lo que signifique la palabra, ese día los mexicanos festejamos el Día de las MADRES, un motivo para demostrar amor, lo triste es que la mercadotecnia ganó terreno al sentimiento, los comerciantes hicieron su agosto en mayo, las florerías, restaurantes, pastelerías y joyerías fueron los establecimientos más favorecidos con la fecha.

La pregunta es, ¿solo el 10 de mayo se es MADRE?, claro que no, se es madre los 365 días con sus respectivas noches del año, una MADRE cada mañana despierta pensando en sus hijos y rogando a DIOS los proteja de todo mal, y se acuesta con la bendición en sus labios para la carne de su carne.

Dicen que no hay amor más puro que el de una MADRE y tienen razón, es infinito, sublime, sin intereses ni condiciones, ellas, las MADRES son capaces de entregar la vida misma a cambio del bienestar y felicidad de sus hijos, y para protegerlos se convierten en leonas que defienden a sus crías con uñas y dientes, son quienes nos enseñan a caminar, amar, a distinguir desde la dureza de una roca hasta la fragilidad de una mariposa, esa es la esencia de toda Madre.

Pero no solo se debe festejar a las que tuvieron la dicha y bendición de dar vida, también, hay mujeres que no vieron florecer su vientre pero que son más MADRES que muchas, la MADRES tías, o aquellas que eligieron al hijo al que entregan su existencia, al que le dedican sus desvelos y con amor lo educan, que como fieras se enfrentan al mundo para proteger a sus cachorros, que ríen con su risa, lloran su llanto, celebran sus triunfos y le piden a DIOS vida para guiar sus pasos por el camino del bien , ellas también merecen veneración.

Lo triste es que continuamente olvidamos los sacrificios que una MADRE hace para que sus hijos tengan una vida llevadera y es injusto que durante 364 días no se valore, que tenga que existir el 10 de mayo para se recuerde que se tiene MADRE cuando deberíamos amarla, respetarla, venerarla todos los días del año.

Peor está el asunto cuando no nos detenemos a pensar que Mamá no sale a la calle en una estufa o una lavadora, no se pone utensilios de cocina como aretes o collares, tampoco luce una licuadora o plancha como bolso de mano, ni se perfuma con artículos de limpieza. No se quiere decir que se prefieran alhajas o cosas costosas, la compañía, comprensión, abrazos y besos de los hijos son los mejores regalos, son las joyas más valiosas que una madre siempre quiere tener.

Es por eso que no solo el 10 de Mayo, siempre se debe recordar a quienes nos dieron la vida y festejar a toda MADRE.

 

vida.diaria@hotmail.com | Twitter@VidaDiariia1 | Facebook: Rosa Elena González.


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com