Vida Diaria

Por Rosa Elena González

Mugrosos Periodistas…

Ese  es  tan solo  uno de  los  muchos adjetivos con  los que algunos políticos califican a quienes  ejercen  el periodismo sin  reflexionar que  sin  los comunicadores  su  trabajo  o aspiraciones políticas no  tendrían eco  suficiente, estarían  en tinieblas.

Obvio  es  que los malos comentarios de  los políticos para  los periodistas es a sus  espaldas, de  frente  hasta amigos  queridos  casi  hermanos les llaman, peor  es cuando se  aproximan procesos electorales,.

Los motivos por los que  en algunas ocasiones los políticos se expresan despectivamente de los periodistas por lo general   es  que no les agrada  que les exhiban  sus  malas acciones, su  falta de  compromiso social.

“Mugrosos, nacos, corrientes, prepotentes, son la peor de las mafias, los  hay hasta  debajo de las piedras,  no es mi amigo pero tengo que soportarlo”, son frases   con  las que muchos políticos se refieren a  los periodistas.

Miente aquel político  que  diga  que  jamás ha  tenido un  mal pensamiento para un  periodista, pero cuando los necesitan  los buscan  hasta debajo de las piedras.

Cierto, también  hay  que  reconocer, que  en  el periodismo como en todas las profesiones y oficios  hay  de  todo, excelentes, buenos y  regulares, y  sucede igual que con los políticos, por  unos  la llevan  todos.

Cierta  ocasión escuchamos a  un político  decir  que  los periodistas son  un   mal necesario, y  nos preguntamos, porque no dicen  mejor  que son  necesarios para difundir lo  que  hagan ellos bien, porque a medida  que  los políticos se  apliquen  y trabajen  correctamente se  profesionaliza  el periodismo.

La realidad, es  esa, los políticos se  expresan  mal de los periodistas porque no les agrada  que  se les cuestione, pero también  hay  que  reconocer  que en  el medio periodístico igual que  en  el político hay  divas  y  divos, seguramente por eso en  ocasiones  se  repelan.

También  hay  que  decir  que los buenos políticos saben la importancia que tienen los medios de comunicación y  que  el tener  una  buena relación con los trabajadores de  la información es  bueno,  no se puede  andar por los caminos de la política, ni  se concibe  el crecimiento de un  país sin darlo a  conocer, los periodistas son  parte  fundamental en el desarrollo de toda  sociedad.

Es verdad que en  estos tiempos la  ciudadanía  también   critica a  los comunicadores por no informar  los hechos  de  violencia  que  se  viven a lo largo y ancho del territorio mexicano, cobardes, vendidos  muchas veces llaman a periodistas, es comprensible porque no conocen   los motivos  por  los que  en ocasiones  se  calla lo que  se  debería de  gritar, no  saben  que no  hay las garantías para  darle cobertura  total a determinados acontecimientos, porque además  los periodistas  también tienen  familia que proteger  y no están blindados, por ese motivo no se  puede  ser  tan  valiente, en  lo que  se  publica  se puede  estar  firmando una  sentencia.

Se  dice  que el periodismo es  una  profesión  de  riesgo, y  si, es difícil, pero la verdad  es que  en  estos tiempos, se  puede decir  lo mismo de los doctores, abogados, notarios  y  hasta  comerciantes,  cada  quien  defenderá  su profesión  u oficio con  fiereza, pero con  reservas.

En  fin, ayer  4  de  enero se celebró en  México el DIA DEL PERIODISTA  y  nunca es  tarde para felicitar a todas y todos  los que ejercen  esta  noble labor, porque la verdad  y  aunque les  pese  a  muchos malos políticos  todos los comunicadores desde  su  trinchera contribuyen de  una  manera  u otra a  que  este  país se mueva .

Recordatorio, Hoy en  punto de las 11  de la mañana  en la catedral  se  oficiara misa para  los periodistas, la oficiara el Obispo de la diócesis de Victoria ANTONIO GONZALEZ SANCHEZ.

 


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com