VIDA DIARIA

Por: Rosa Elena González

Ahora  resulta…

Lo  que  faltaba en México,  ahora  cualquier delincuente  puede robar, extorsionar,  secuestrar, torturar y  aunque  se les comprueben los delitos,  y todavía haya denuncias  de  las personas afectadas, al final son liberados,  enviados  a sus países  de  origen  como súper estrellas y todavía quieren  que  se les indemnice, como si las atrocidades  que cometieron fueran para premiarlos, cuanta  locura.

Ahora  resulta  que  la francesa, drogadicta,  y delincuente, FLORENCE CASSEZ, si,  esa misma   que  secuestró, torturó, y hasta dieron muerte a personas en nuestro país pero la Suprema Corte de Justicia la dejo libre porque la policía no la presentó de inmediato después de su detención, si, ella, presentó una  demanda contra quienes  la encarcelaron, alegando daño moral y quiere que le paguen por eso muchos millones de dólares.

Y  todo el dolor, el daño físico, psicológico y económico que ella y  su  banda causaron, ¿qué?, quién  indemnizó a las familias que fueron  agredidas y ahora de ello  pasaron a ser  agresoras  después de  que liberaron a la francesa.

Quiere 36 millones de dólares la FLORENCE, según ella, por haberla detenido,  está loca, y las autoridades que se metieron en ese problema estarán más si se los hacen pagar.

Cuántos presos mexicanos quisieran ser exonerados por robar  una despensa para  alimentar  a  sus  familias o ya de perdido  quieren tener  un  juicio justo, pero no, a ellos nadie les ve  ni les escucha, muchos ni  siquiera han  sido procesados después  de  años en cautiverio,  se mueren  de tristeza  y desesperación mientras  sus  familias  quedan  en  el abandono, están ahí no por delincuentes, sino porque cometieron un acto de pena capital en México, son  pobres y no  representan  interés alguno para  el sistema.

FLORENCE CASSEZ fue detenida, acusada  de secuestro, torturas y  otras lindezas  más cometidas  en  agravio de familias mexicanas, fue  plenamente  identificada y  sobraron  las pruebas en  su contra, tantas como para que fuera sentenciada por un Juez y tuviera cadena  perpetua, pero llegó PEÑA NIETO y  la liberó, la  envió  a su país como  súper  estrella y nomas faltó que  se exigiera a los mexicanos le pidiéramos perdón.

En  su  país la recibieron con honores, bueno, hasta  la Madre  TERESA era pecadora en  comparación  de la CASSEZ, por  favor…

Claro, el  arreglo con  el supremo gobierno mexicano  debió ser  muy  rentable, lo malo es que  se exhibía las  carencias de  nuestro sistema de  justicia y  más las ambiciones y  revanchismo político, de lo contrario, no  se  entiende  como fue liberada  la delincuente  francesa, ¿qué hubo  inconsistencias en  el expediente?, ojala así  resultara con  los mexicanos que están  detenidos porque  su  único delito es ser pobres.

Triste  es  que  en  estos tiempos se  siga maltratando a los pobres mexicanos y vanagloriando a los delincuentes extranjeros, que la justicia mexicana se  aplique  de  acuerdo a conveniencias y  ambiciones,  ofertándose  al mejor postor.

Se libera a  delincuentes  que luego andan  exigiendo hasta se  les indemnice mientras las cárceles están  saturadas  de  gente que  las autoridades no les dan  el derecho a un  juicio, son  inexistentes, nadie les ve  ni les escucha, pero ahí  están purgando una pena ya  pagada con  creces, para  ellos no hay ni  siquiera  un usted disculpe, menos les indemnizaran por  retenerlos indebidamente  tanto tiempo por robar un  kilo  de  tortillas.

El abogado de  la CASSEZ dice  que la demanda  es  civil, que  va  contra el ex presidente  FELIPE CALDERON y un  conductor  de  televisa, pero ninguno de los personajes la retuvieron personalmente, fue  el sistema, y  en  el caso del periodista, la televisora, entonces ¿quién  pagará?, exacto, el pueblo mexicano.

Porque créame, ni  televisa, CALDERON, PEÑA NIETO o los Magistrados  que dejaron libre a la francesa, claro, por órdenes   supremas,  desembolsaran  un  peso, lo peor  es  que proceda, y  que  se le tenga  que  pagar a CASSEZ por llenar de dolor a familias mexicanas.

Hasta  sospechan se  trata de un  negocio, la CASSEZ demanda, México le paga,  se saca  el dinero del país va  aparar en  dos cuentas, suficiente para la francesa tenga  suficiente  solvencia  económica y personajes mexicanos puedan comprar  otra casa blanca, pero muy  sucia por la corrupción.

Si a RAUL SALINAS DE  GORTARI después  de  ser liberado se  le regresó el dinero  que le robó a la nación, y se condonan  millonadas  de  pesos en impuestos a grandes  empresarios, igual podrían entregarle 36  millones de dólares a la francesa secuestradora,  total los mexicanos aguantan.

Ojala así como atienden  los casos de  delincuentes fueran  tan  eficientes nuestras  autoridades judiciales para  checar  los expedientes  de miles de pobres mexicanos inocentes que mueren  en  las cárceles sin un  juicio o un usted  disculpe.

 

 


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com