RESPETO A LA LEY

Por Jaime Pérez Uzcanga

No es Dios, ni el amor, ni la decencia, ni las pistolas, ni el sexo, la familia, los amigos, el dinero, ni mucho menos los políticos. Lo único valioso que tenemos como sociedad es la Ley; y como no la respetamos (¡vaya, ni siquiera la reconocemos como nuestra mejor guía!), es que siempre andamos a la deriva.

El respeto a la ley, a la legalidad; a esa torre de normas construida con acuerdos fundados en el bien común, cuyos principios elementales datan casi desde que la humanidad tomó conciencia del concepto de sociedad, es la respuesta a la que deberíamos aferrarnos para salir adelante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí