fbpx
22.5 C
Ciudad Mante
martes, abril 7, 2020

Mis comentarios

Te puede interesar

EN LA MIRA

Por ARTURO GUERRERO CAMERO Es una tarde en la que el frío abraza y quema la piel. El sol se asoma tímidamente y acaricia con...

CONFUSIÓN PRIMAVERAL

Por ALICIA CABALLERO GALINDO Mire señora, anoche, clarito vi cuando El Rorro de “emparejó” a “La Mona”.  La muy condenada se quedó quietecita sin moverse,...

HOLA ESTOY EN CASA

Por CARLOS ACOSTA Hola. Estoy en casa. Hace tres semanas que no salgo. Lo más que hago es caminar mi calle y por dos...

Compartiendo Dialogos Conmigo Mismo

Por Víctor CORCOBA HERRERO CON LA MISMA ACTITUD DE JESÚS (Inmóviles en la fe, móviles en la escucha: es el instante de Dios) ∇ I.- DEJAR ESPACIO A...

Por: José Manuel Izaguirre

¡¡LOS EMPRENDEDORES DE NEGOCIOS!!
(Personajes que merecen todo mi respeto: ¡¡Los envidio!!)

Para ser uno de ellos se requiere nacer con un ADN especial. No es fácil, emprender un negocio y hacerlo exitoso. Intenté pocos y fracasé. Tuve que conformarme con ser empleado. Les cuento de uno de esos intentos.

Por allá en los 76/77 yo era auxiliar de contabilidad en Embotelladora Mante de Coca-Cola. El Sr. Nevárez era el Contador General y yo era su ayudante. Cierto día me dijo: “Oye Izaguirre, fíjate que yo tengo dos carritos de Hot-Dogs en mi casa y no he encontrado quien los quiera poner a trabajar. Como ves si le atoras al negocio”. ¡¡Canijo, canijo!!, ¿Cómo es eso de que si le atoro?. ¿Qué me está planteando?, le contesté.

Es fácil, mira e inició la explicación: “Yo te los rento. Tú consigues alguien que los trabaje. Lo dotas de la materia prima y los echas a trabajar allá en el Limón”. “No es caro. Pan, salchichas, aderezos, chiles, tomate, cebolla, chile, te los llevas en la camioneta de la Coca del departamento que yo te prestaré y a trabajar”. “Puro ganar dinero”. “Pagas el salario de los trabajadores, pagas la renta, y te quedas con el resto de las ganancias”. “Sale para todo esto, te aseguro que sale, y bien”. Me dio la explicación paso a paso y me convenció.

A su vez convencí a mi esposa. Una entrada más de dinero no está mal nos dijimos y al día siguiente comuniqué a Paco mi decisión.

Bien, bien, pues adelante. Me indicó entregándome las llaves de la camioneta. Una de “redilitas” que me gustaba mucho.

En la tarde me di a la tarea de comprar la materia prima y llevé los carros a mi domicilio en Limón. Procedimos a una buena limpieza (Lupita es especialista en eso) y además preparamos todo lo necesario para cada carrito. Llegó el momento de iniciar el negocio y todo era buena esperanza.

Había conseguido dos muchachos muy responsables de familias amigas de mi barrio y los animé para que pusiéramos todo el empeño en dar un buen producto y un buen servicio. Desde el primer día su desempeño fue extraordinariamente bueno. No dejaba mucho que desear. Pero: Aquí viene lo bueno.

A las doce de la noche o una de la mañana fui a recoger los carritos donde los había dejado y el resultado fue este: Sobró pan, sobraron salchichas y por supuesto todo lo que corresponde a los lonches que no se vendieron, que había sido bastantes. Aparté el dinero de la renta y los sueldos de los muchachos. Les pagué y dejé el resto para mí. La ganancia, era exigua, pero había sobrado un buen de pan y materias primas.

Al día siguiente para que no se echara a perder el pan y las salchichas, pues el refri era de tamaño muy pequeño, tuvimos que comernos los panes y las salchichas restantes, tarea en la que nos ayudaron mis padres y hermanos. Así al día siguiente y al siguiente.
Ya estábamos hartos de comer todos los días Hot-Dogs y tomé la determinación de regresar los carros a Paco. Al llegar con la noticia, me preguntó las razones. Le dije: En la renta y los sueldos se va todo lo de la venta. Apenas puedo pagar la materia prima y la ganancia me la tengo que comer al día siguiente. Le expliqué. ¿Cuánto les pagas a los vendedores? Me preguntó. Salario Mínimo, contesté inmediatamente. ¿Qué?. No. Para que quede ganancia, hay que pagarles menos. De otra forma, no hay negocio. Nunca dijo; te cobraré menos renta. La decisión ya estaba tomada. Regresé los carritos y desistí de participar en este negocio.

Para que quedara ganancia tenías que vender los Hot-Dogs tú mismo y por falta de tiempo esa no era mi intención. ¡¡Fracasé!!.

Un abrazo para todos mis amigos de FACE y ECO

 

Artículo anteriorDIALOGANDO
Artículo siguienteVida Diaria
- Advertisement -

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -

Ultimas Noticias

Vacías las plazas y calles de la ciudad

Atendiendo la invitación que por diversos medios ha emitido el gobierno municipal que encabeza Mateo Vázquez Ontiveros poco las familias mantenses están cumpliendo con...

A partir del jueves cierre de actividades no escenciales

Hoy fui notificada por representantes de seguridad pública y la Coordinación Estatal de Riesgos Sanitarios del cierre por la contingencia a partir de jueves. ...

Solo establecimientos Esenciales, se abrirán

El resto permanecerá Cerrado mientras dure Contingencia sanitaria Se le recuerda a la población que para atender la emergencia sanitaria por #COVID19 y de acuerdo al Decreto...

EN LA MIRA

Por ARTURO GUERRERO CAMERO Es una tarde en la que el frío abraza y quema la piel. El sol se asoma tímidamente y acaricia con...

CONFUSIÓN PRIMAVERAL

Por ALICIA CABALLERO GALINDO Mire señora, anoche, clarito vi cuando El Rorro de “emparejó” a “La Mona”.  La muy condenada se quedó quietecita sin moverse,...