fbpx
No menu items!
35.8 C
Ciudad Mante
miércoles, julio 8, 2020

Mis Comentarios

Te puede interesar

Compartiendo Diálogos Conmigo Mismo

Por Víctor CORCOBA HERRERO DÉMOSLE UN SENTIDO A LA VIDA DONADA (Verse a sí mismo en los demás, suele ser un buen estímulo para tomar la orientación y...

Compartiendo Dialogos Conmigo Mismo

Por Víctor CORCOBA HERRERO EL VERBO EN SU VIRTUD DE VERSO (Su conjugación mística nos conduce y custodia) ∇ I.-NADIE ES POR SÍ MISMO NADA Por sí mismo nadie...

Compartiendo Diálogos Conmigo Mismo

BOLSAS AL ENCUENTRO DEL SER (Todos coexistimos para absolvernos; ¡amándonos!) I.- LA BOLSA DEL MAR El mar o la mar, el amar o el amor, lo celeste...

Compartiendo Dialogos Conmigo Mismo

Por Víctor CORCOBA HERRERO LA SAGRADA HUELLA DE UN CORAZÓN REDENTOR (Con el estímulo del alma, el cuerpo florece y nuestros andares se abren al verso)...

 

Por José Manuel Izaguirre

¡¡LA CASITA DEL ARBOL!!
(Una promesa que aún no cumplo)

Siempre he querido tener una casita en un árbol. ¿Me haces una Papa Pepe?, me dijo mi nieta María José. Tenía apenas tres o cuatro años y nos encontrábamos brincando en el trampolín (aún podía hacerlo) instalado en el jardín de nuestra casa en Mante. Si “mamacita” un día te haré una casita bien bonita para que juegues en ella. Le contesté rápidamente.

No una, sino varias veces, María José me recordó la petición y la promesa de construir una casita en un árbol. Nunca cumplí.

Nacieron Ana Paula y Emiliano mis otros dos nietecitos y la petición se volvió a repetir. La contestación fue la misma. Si papi, si mami, luego les haré su casita del árbol “bien bonita”, les contestaba.

No hubiera sido difícil hacerla, el problema siempre fue el árbol. Uno adecuado en tamaño y robustez para sostener la mentada “casita del árbol”. Lo cierto es que me faltó imaginación, pues ahora que veo los árboles de mi jardín, encuentro que con algunos refuerzos, la multi pedida casita del árbol, hubiese sido posible.

Pasó el tiempo, los niños crecieron, viven ahora en otro país (las niñas) y de repente me acuerdo de la “casita del árbol” que no les construí a mis nietos

Por lo pronto les puse una casita a los pájaros. Esta me servirá de diseño para la que pronto construiré. Ya ando consiguiendo la madera. Creo que me quedará bonita. Ya se las enseñaré.

“El prometer no empobrece, el dar es lo que aniquila”. Es un dicho que hasta ahora, a su autor, he podido hacer quedar mal, porque a mí “el dar es lo que me fortalece” y más si es a mis nietos.

Un abrazo para todos mis amigos de FACE y ECO

 

- Advertisement -

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -
- Advertisement -

Ultimas Noticias

Mateo responde a residentes de la Col. Núñez

De la Redacción Cuando se trata de problemas que afectan a la población, la solución es inmediata. Así se atendió una petición que residentes de...

Comedor comunitario del DIF cumple noble función

De la Redacción Con la intención de beneficiar a las personas que más necesitan el apoyo del gobierno local, el Sistema DIF Mante que preside...

A partir de hoy guarderías IMSS abrirán sus puertas

Con la finalidad de ayudar a que las madres trabajadoras usuarias del servicio de guardería que se encuentran laborando en actividades esenciales no pierdan...

Ofrecen becas a estudiantes que ingresen a bachillerato

Ciudad Victoria, Tam., 07 de Julio de 2020. UWC México es una asociación civil y donataria autorizada, fundada en 1977, que recauda fondos y...

GobTam impulsa venta De productos en Amazon

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Con el objetivo de posicionar a artesanos, micro, pequeñas y medianas empresas tamaulipecas en las principales plataformas digitales de venta, el...