Por José Manuel  Izaguirre

 

¡¡RECICLAJE!!

(“Así si baila mija con el señor”)

 

El sistema de apoyo al reciclaje de basura y con ello al cuidado del “Medio Ambiente” me dejó apantallado.

Outlook, Saskatchewan, Canadá, es un pueblo de no más de 10 calles que corren de norte a sur y 10 de oriente a poniente. Aquí viven mi hijo José Manuel y su esposa Linda con sus hijas María José y Ana Paula. Es la cuarta ocasión que Lupita y yo estamos de visita y en las ocasiones anteriores había visto la forma en que Linda va clasificando la basura en su casa. No había tenido oportunidad de acompañarlos al punto de acopio para el reciclaje y hoy lo hice.

Esperaba ver un edificio sucio, nada. Un edificio muy presentable, completamente ordenado y limpio. Nada es recibido al aire libre.

Reciben tu bolsa de latas de aluminio y cuenta las piezas. Lo mismo se hace con el tetra pack y las botellas de pet, las cuales debes de llevar sin tapa. El plástico no reciclable te lo devuelven y ahí mismo lo colocas en un recipiente destinado a basura no reciclable.

La persona que recibe tus entregas anota en un recibo oficial las cantidades. Te entregan tu recibo y enseguida sin mucho trámite, seguido de la cuenta correspondiente te entrega el pago que se haya estipulado con anterioridad en las reglas del sistema de reciclaje municipal.

Desde el punto de conteo parte todo el material en transportadores hasta el interior de los almacenes donde son embarcados a los lugares donde será complementada la operación de reciclaje.

El cartón es depositado en contenedores que están en el exterior del edificio, donde además hay una serie de recipientes para los mismos materiales que te reciben al interior, pero que depositas en ellos porque no quieres perder tiempo. Aquí son entregados en calidad de donación para obras de beneficio colectivo.

Afuera hay un contenedor de ropa en buen estado con la gente deposita en calidad de donación y que sirve para los mismos fines comunitarios.

No lo vi, pero estoy seguro que en los lugares de destino final reciben el mismo trato cuidadoso que representa menor contaminación ambiental y mejoramiento a la calidad de vida de este tipo de pueblos. Se palpa que están convencidos de participar en este tipo de sistemas. Da gusto hacerlo.

Ojalá que en México, lleguemos a implementar este tipo de programas y sistemas. Me gustaría mucho. Es un trabajo en equipo entre ciudadanos, instituciones y gobiernos.

Un abrazo para todos mis amigos de FACE y ECO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí