José Manuel Izaguirre

¡¡LEVANTARSE, ADAPTARSE Y RECUPERARSE!!
(De aquellos humanos que vencen las adversidades)

“Será mejor que aprendas a vivir sobre la línea divisoria”
Joaquín Sabina

Los migrantes son:
– La noticia
– El problema
– La discusión
– La inconformidad
– Y muchas otras cosas más

Un altísimo porcentaje de la migración de personas no se da por gusto, se hace por necesidad. En su país de origen no se dieron las condiciones para permanecer en él. Las principales trabajo y seguridad. Falta de oportunidades para ellos y para sus hijos. Nadie deja su casa, su pueblo, su país, por el simple gusto de hacerlo.

La gente que emigra lo hace con la plena disposición para hacer lo que haya que hacer, siempre y cuando no sea delinquir. LO QUE HAYA QUE HACER. Lo pongo con mayúsculas porque a eso va dispuesto. Su potencial de trabajo lo genera su deseo de superar la situación de la cual se está alejando.

Al sol, a la lluvia, a la nieve no le importa, trabaja en cualquier condición demostrando con ello su capacidad de adaptación.

En el campo, de albañil, de mesero, de yardero, de electricista, de carpintero, no le importa, trabajará de todas formas y si no tiene experiencia en algún oficio, aprenderá mucho más rápido de lo que lo pudiese hacer en su país.

Uno, dos, tres trabajos, no le importa. Dormir poco, no le importa. Incluso si no hay vacaciones trabajará de todas formas arduamente.

Si antes la vida no era fácil, ahora mucho menos.

Algo tendremos que hacer para generar actividades económicas que generen empleos para todas las personas del país y de otros países. En eso se tiene que ocupar la inteligencia de los hombres. ¡¡Todavía hay solución!!

El migrante salió a defender el pan y la alegría de su familia.

Los migrantes quieren levantarse, quieren recuperarse, están dispuestos a lograrlo: ¡¡Quiera Dios que encuentren un lugarcito donde demostrar que son que son gentes de bien y que luchando contra las gaviotas del destierro son capaces de salir adelante!!

Que haya oportunidades para todos los migrantes y que no se cierren las fronteras.

Que en esta historia no haya malos, que todos sean buenos.

Oí una canción de Joaquín Sabina que la relacioné con los migrantes, alargué mi mano y toque migrantes, levanté a vista y detrás de la barda de mi casas vi migrantes. Yo mismo soy migrante.

Un abrazo para todos mis amigos de FACE y ECO

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí