Mis Comentarios

¡¡PATRONES HUMANOS, TRABAJADORES ENTREGADOS!! (En el éxito empresarial, no hay milagros)

0
2

Por José Manuel Izaguirre

¡¡Debemos buscar la excelencia en todo lo que hacemos!! Pedimos denodadamente a nuestros colaboradores. Y yo lo hice muchas veces. Había asistido al curso más extraordinario que recibí en toda mi carrera. Lo recibí con la mente y el corazón abiertos y lo transmití tal cual en mi área de trabajo. Nadie me ordenó que lo hiciera, pero supuse que era mi responsabilidad no solo transmitir la idea sino que tendríamos que ponerlo en práctica.

Con un grupo de colaboradores ejecutivos, los más hábiles, diseñamos cobijados por la EXCELENCIA, los temas que serían el centro de la estrategia, entre ellos, CALIDAD, PRODUCTIVIDAD, VALORES, CLIMA ORGANIZACIONAL, MERCADOTECNIA, PUBLICIDAD, pero muy importantemente el tema del COMPAÑERISMO. Todos bañados de excelencia.

El presupuesto a utilizar no era corto y no sé ni de donde lo obtuvimos, pero lo cierto es que los resultados económicos que esperábamos lograr eran tan importantes que nadie ponía ninguna objeción al gasto en estos temas.

Pedíamos atención a los detalles y la gente estaba siempre atenta a que todo saliera tal y como estaba planeado. Pedíamos entrega a las tareas y la gente se esmeraba en su desempeño. Pedíamos ejecución de procesos con alta calidad y los niveles de calificación subían constantemente. Planeábamos tareas de contención enfocadas a la competencia y nuestro personal superaba con creces lo que se pedía.

Surgieron manifestaciones como:

– De esta empresa te irás hasta cuando te jubiles

– El personal es el centro y corazón de nuestra empresa

– Construyamos un ambiente de trabajo sano, digno y libre

– Ejecutar con responsabilidad nuestro trabajo es un honor

– Limpieza Total

– Que no haya suciedad en tu mente, cuerpo, ropa y área de trabajo

– Aquí se permite la iniciativa y la creatividad

– La honestidad y la lealtad visten a los caballeros y los patrones la agradecen

Los autores son anónimos, pero quiero decirles que fueron creación de los mismos compañeros de trabajo. Una vez que desatas las amarras, el potencial de esfuerzo hacia operaciones de calidad es imparable. Llegas inevitablemente a buscar la forma de trabajar con amor y con cierta alta dosis de patriotismo.

Todo esto nos llevó a sentir respeto y cariño por nuestros patrones, solidaridad y comprensión por nuestros compañeros de trabajo, responsabilidad por hacer llegar los beneficios correspondientes a nuestros clientes y a adquirir el sentido de pertenencia hacia nuestra comunidad.

Nunca se nos pidió cuenta de nuestra actuación, éramos nosotros quienes en forma anticipada mostrábamos la benevolencia de operar bajo el manto de nuestra FILOSOFIA OPERATIVA ENFOCADA EN EL PERSONAL.

“En las empresas, todo comienza y termina con las gentes”

Un abrazo para todos mis amigos de FACE y ECO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí