Por José Manuel Izaguirre

GARNACHAS Y QUESADILLAS”

(Algo en mi interior me decía que las “garnachas” y las “quesadillas” mucho tenían de divino).

El anuncio de la foto que les comparto me quitó cualquier duda que yo hubiese albergado en mi cerebro: Las garnachas y las quesadillas fueron el alimento preferido de Zeus, Eros, Afrodita, Eolo y de toda la pléyade de divinidades de la mitología.

Imagino festividades de los Dioses donde el platillo principal giraba alrededor de las garnachas, las quesadillas, los sopes, la migadas (como las de la Güera en Mante), tostadas, etc., etc. Por supuesto, con su respectivo asiento de manteca de puerco o ya de plano fritas casi nadando en el destilado de este famoso animal.

Allá en Puebla, donde estudia mi nieto Manolo, he devorado con fruición un ¡¡Guajolocombo!!. Es un pan francés que alberga tremendo tamal y es bañado con una bandera (salsa verde, queso y salsa roja) y acompañado con un brutal vaso de atole de masa. Este platillo especial para los “estudiambres” bien puede incluirse en el menú de los Dioses.

El dicho anuncio lo recalca: “La garnacha” y “Don Quesadillón” , “manjar de los Dioses”.

De ahí que se me ponga y nadie me podrá persuadir de lo contrario, que el primer lugar mundial de obesidad en México es resultado de esta divina debilidad por la masa y la manteca de puerco.

Pero, no se apuren, yo no daré ninguna recomendación sobre alimentación, pues mis conocimientos son nulos acerca de ello, solo agregaré lo que aparece en la segunda foto: “EL RESPETO AL ANTOJO AJENO, ES LA PAZ”.

Buen provecho.

Un abrazo para todos mis amigos de FACE y ECO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí