Museo Británico alberga invaluables piezas prehispánicas

Por Marcela Gutiérrez Bobadilla. CorresponsalLondres, 9 Dic (Notimex).- La Galería de México del Museo Británico alberga piezas prehispánicas invaluables, que van desde culturas que florecieron 2000 años Antes de Cristo (A.C) hasta la llegada de los españoles a Tenochtitlán en el siglo XVI.

La sala 27 exhibe figuras de cerámica, máscaras de jade, deidades, objetos de ornamento, y la emblemática serpiente de dos cabezas que narran la historia de México desde los olmecas hasta los aztecas o mexicas.

Muchos de los objetos personifican poderosas deidades de la naturaleza como el dios de la guerra, Huitzilopochtli, y Tláloc, el dios de la lluvia.

Una de las piezas centrales es la escultura Xiuhcóatl, mítica serpiente de fuego, esculpida en piedra, considerada el arma más poderosa de los dioses mexicas empuñada por Huitzilopochtli y con la cual mató a 400 de sus hermanos y a su hermana la diosa Coyolxauhqui.

La galería está organizada geográficamente para reflejar las distintas culturas regionales, con sus centros ceremoniales en la costa del Golfo, la cultura indígena mesoamericana que se desarrolló en el período clásico en Veracruz, la cultura huasteca, la maya y la mexica.

La sala contiene piezas de la época de los olmecas (1200-400 A.C) como cabezas miniaturas en mármol, figuritas hechas de jade, piedra y cerámica que fueron encontradas en centros ceremoniales de San Lorenzo, Tres Zapotes, Laguna de los Cerros y La Venta.

El período clásico de Veracruz 300-1200 A.C. está representado con cabezas labradas en piedra y otros objetos encontrados en el centro ceremonial El Tajín.

Las vitrinas resguardan objetos excavados en la Isla de los Sacrificios como jarros de cerámica donde se guardaba el pulque, que se ingería durante festividades y ceremonias, así como campanitas de cobre que eran utilizadas en vestimentas para danzas (900-1521 A.C).

Grupos de turistas chinos, italianos, estudiantes de primaria, y algunos mexicanos recorrieron hoy la sala que también contiene valiosos objetos de la cultura maya (250 A.C- 1000 D.C).

Desde su redescubrimiento en el siglo XIX, el arte maya ha sido admirado como el más completo de todas las civilizaciones indígenas del continente americano.

Entre las piezas invaluables se encuentra el Dintel 35 de la estructura 12 que se impone en la sala por su tamaño y significado. El grabado en piedra enlista a nueve generaciones de gobernantes de Yaxchilán a orillas del Río Usumacinta. Esta es una de cuatro estructuras en posesión del Museo Británico que representa rituales sangrientos del Señor Escudo Jaguar.

El recorrido por la historia de México llega a Teotihuacán (150 A.C.-750 D.C.) con figuritas de barro representativas del centro del país, vasijas de tres patas y enormes máscaras de piedra caliza y ónix.

Entre los objetos de la cultura mixteca (1200-1521 D.C) se encuentra una copia del código Zouche-Nuttall, que ofrece una explicación histórica de 600 años de alianzas, sucesiones y guerras del siglo VIII al XVI.

Pero sin duda, la pieza más emblemática de esta sala es la serpiente de dos cabezas hecha en mosaico turquesa, que se presume habría sido un obsequio del último emperador de Tenochtitlán, Moctezuma, al conquistador español Hernán Cortés (1485-1547).

Este ornamento que data de 1400-1521 D.C. se ha convertido en el emblema del Museo Británico, el más atractivo de esta ciudad con un récord de 6.7 millones de visitantes en 2013.

La serpiente de dos cabezas, hecha por artesanos mixtecas, está rodeada de dos máscaras turquesa, que era considerada la piedra más valiosa de todas las piedras verdes, (chalchihuites) que simbolizaban la fuente de la vida, la fertilidad y el agua.


A %d blogueros les gusta esto:
comprar-ed.com