fbpx
32.9 C
Ciudad Mante
lunes, agosto 10, 2020

SENTI-PENSAR

SUPLEMENTO CULTURAL COLECTIVO3

Te puede interesar

COMPARTIENDO DIÁLOGOS CONMIGO MISMO

CADA CUAL EN SU PROPÓSITO, Y DIOS EN EL ÁNIMO DE TODOS (Antes de acusar a nadie, hay que acusarse a uno mismo, para no desmembrarse...

MUSEO DE GUTENBERG

En mis últimas vacaciones largas, tuve la fortuna de poder viajar al exterior de México y conocer un poco de Alemania, hoy con la...

DEL CORAZÓN, EN DOS TIEMPOS

1 Cuando yo era niña mi hermana vivía en otro mundo. En el mío no había cines ni librerías, pero mi hermana llegaba cada verano...

PENSAMIENTOS

Es posible que estés ahí, al otro lado de la pantalla. ¿Así se dice? Quiero decir, siento que lees lo que publico en la telaraña virtual. Me...

El lunes 4 de mayo en la revista digital INTER france Agustín Trapanard publica una carta al escritor Michel Houellebecq, en la que rechaza la idea del advenimiento de un nuevo mundo post-pandémico, titulada “No creo en declaraciones como: ya nada volverá a ser igual”.

En la carta señala un punto medular “La reducción de los contactos materiales y especialmente humanos”, tema que aborda un grupo de activistas llamados Los chimpancés del futuro. Finaliza afirmando que no nos despertaremos, después del encierro a un mundo nuevo, será lo mismo, solo un poco peor.

En la conferencia de clausura del festival El Aleph por Facebook live con fecha 31 de mayo titulada “La fin du mouvais infinito“, uno de los pensadores más trascendentes de nuestro tiempo Jean-Luc Nanci a lo largo de 1:05:14 intensos minutos, diserta sobre “lo útil y lo inútil” al final es cuestionado por el presentador, Jorge Volpi, coordinador de difusión cultural de la UNAM.

En esta valiosa intervención Nanci además de afirmar que “la voluntad moderna es lo equivalente a la producción”, también cita al poeta Conrad Aiken “La falta de un número, lleva un manto de estrellas”…

Hoy la escritora Margo Glantz twittea “estamos viviendo un apocalipsis a domicilio”.

Hace dos meses escribí: ¿Qué de mi mano viene cuando la pandemia agobia? ¿Pensamiento? ¿Emoción? ¿Humanidad? Pienso y creo ser, luego siento, y soy, ambas en la balanza para no varar, o mirarme varada, para no caer, o caer y mirarme ¿por qué no? un poco… ¿Parar? ¿Detenerme? Que la luz y la oscuridad penetren. Recordar ya lo habían hecho ¿Permitir salgan? Que sopor. Cuanta claridad. Cuanta oscuridad. Estar sobria en la locura, firme en la caída, con la gastritis y la dispepsia y la ansiedad, y la nece/si/dad de producir.

Ante la lluvia de lodo saberse barro. Ante la ráfaga psíquica ser loto abierto. La vela ondea, se agita, el rumbo ¿cambiará? Sea el sudor de los geranios resarcido; las violetas aplaudidas tras fragantes jornadas. Líticas figuras, en bronce la piel, de pie frente al avatar, contingente presto. Mirtos de mayo, grama horda pronta a la ocasión global. Que no me gane el miedo -que no te gane-, pero sentirlo, sentirlo es reconocer la estancia efímera, conveniente. Acábese la duda, el desasosiego ¿habrá más vida como la conocimos hasta hoy? Bebe-té. Sopla y siente que soplas, ¡sóplales! –un día- . Gracia es compartir este territorio y verte, encontrarnos.

A tres meses escribí: No serán cárcel a mis labios, rejas a mis ojos, si han de ser, sean pulso estremecido, sierva del verbo enarbolado de presente, umbrales.

Hoy a este decir suscribo, con el derecho y compromiso de la que escribe, libertad que cobra sentido en el ejercicio pleno del ser, en tanto que libre, sea dicho, constituye esta práctica la dignificación del sujeto que escribe y de su lector, humano sintiente y pensante, ambos, coadyuvantes de una sociedad plural, diversa, que hoy como ayer, es constructora de su realidad por acción u omisión      -también podría ser de constructora-. Anótese al margen del libro, registrado y cotejado, en cuanto que suma y resta esta voluntad al reto. ¿Normalidad?…

Busco en muertos palabras vivas, atemporales, busco en vivos palabras clave, huellas; encontrados los baluartes luego del aciago día -otro más contando en cifras-, lo transformo en memoria, intento; afuera en la calle el tiempo no puede detenerse, con los nuevos adornos protectores en el rostro o sin estos, el sudor del trabajo que acierta a llevar lo necesario para sobrevivir en el hogar si se tiene la fortuna.

El uno dividido, causa y consecuencia; instante convocado que convoca. Sí, te conozco, aun siendo diferentes, cohabitamos esta esfera terrestre temporalmente. Te regalo una palabra: Gratitud.

Julio 2020

Artículo anteriorTAL VEZ…
Artículo siguienteTABLETAS EN LUGAR DE BECAS
- Advertisement -

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -
- Advertisement -

Ultimas Noticias

Reporta SST 309 nuevos casos positivos a COVID-19 en el estado

Las titular de la Secretaría de Salud, Gloria Molina Gamboa, confirmó hoy 309 casos nuevos positivos en el estado, de los cuales 252 corresponden...

Proponen indicador para medir la vulnerabilidad social

Colabora investigadora de la UAT en estudio elaborado con la UANL. La Dra. Lidia Rangel Blanco, investigadora de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), colaboró...

Capacita UAT en gestión del cambio en las organizaciones ante COVID

Dentro de los cursos y talleres en línea que se imparten a las MiPyMES. La Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) impartió el curso en línea...

GOBIERNO DEL ESTADO DESTINÓ 12 MMDP EN 5 AÑOS A FAVOR DEL DESARROLLO DE PUEBLOS INDÍGENAS

INDEPI conmemoró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas con un programa radiofónico, sin actividades presenciales debido a que SLP permanece en semáforo rojo....

SECTUR INVITA A CONOCER LOS 12 IMPERDIBLES DE LA REGIÓN CENTRO DEL ESTADO

La dependencia promociona a través de videos, 12 de los atractivos más emblemáticos de la Zona Centro de San Luis Potosí. Para mantener vigente el...