ARTURO GUERRERO CAMERO

Escribo porque cada letra

me acerca al abismo

que hay en mi interior.

Escribo porque necesito enfrentarlo.

Porque al escribir despiertan

sueños y añoranzas,

reviven sonrisas y abrazos,

surgen lágrimas que llegué a pensar

nunca más surgirían.

 

La verdad

es que en ocasiones

me niego a escribir.

Trato de ignorar esas ansias

por plasmar en letras

aquello que nace en mi alma,

días como el de hoy

intento no hacerlo,

en verdad lo intento.

 

Estoy sentado en la banca de siempre,

recuerdos y sueños rotos llegan a mi mente,

se convierten en torbellinos que arrasan.

 

Hoy no quiero escribir,

existe una lucha por no hacerlo

cuando tantas cosas giran en mi interior,

intento callar las letras,

pero no puedo.

Y aquí estoy,

dejando entre líneas

una parte de mí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí